Leonardo Bastida

La jornada del campo Número 130 El ala más grande de una abeja mide, en promedio, menos de 10 milímetros, es decir, no alcanza ni un centímetro de longitud. A pesar de lo pequeño de las dimensiones de sus alas, estos insectos son capaces de volar, por lo menos, dos kilómetros a la redonda de las flores donde se paran para extraer su polen y alimentarse, aunque algunos estudios han mostrado su capacidad de sobrevolar hasta 10 o 12 kilómetros. Esto lo hacen de manera regular durante la primavera y el verano para producir suficiente miel y subsistir durante el invierno, época en que las flores escasean y deben agruparse para subsistir a los fríos. La calidad de esa miel depende del polen recolectado durante la etapa más calurosa del año. A lo largo de los siglos, en la península de...
Suscribirse a Leonardo Bastida