Síguenos en Facebook

Ikoots reiteran oposición a eólicas en San Dionisio del Mar

Diana Manzo

Corresponsal

Periódico La Jornada
Martes 30 de enero de 2018, p. 27

San Dionisio del Mar, Oax.

Con una celebración de la palabra y una asamblea de representantes de pueblos y organizaciones sociales en defensa de la tierra y territorio, el pueblo ikoots (huave) de San Dionisio del Mar celebró el sexto aniversario de resistencia contra el megaproyecto eólico Barra Santa Teresa.

La reunión se efectuó fuera de la parroquia de San Dionisio del Mar Aeropagita, afectada por el terremoto del pasado 7 de septiembre.

Los integrantes de la Asamblea del Pueblo de San Dionisio del Mar obtuvieron en 2012 un amparo que revocó la construcción del proyecto eólico Barra Santa Teresa, a cargo entonces de la empresa Mareña Renovables.

Desde hace seis años los opositores del proyecto eólico mantienen tomado el palacio municipal y el casino, ubicado a un costado, donde llevan a cabo sus asambleas semanales.

Este lunes, después de misa, se reunieron en el casino, donde cada uno de los representantes de los pueblos indígenas reafirmaron su oposición a los megraproyectos.

Al acto acudieron representantes de organizaciones civiles para mostrar su apoyo a las comunidades de Laguna Santa Cruz, San Mateo del Mar, Unión Hidalgo y Matías Romero, entre otras.

Alejandro Sosa López, vocero de la Asamblea de Pueblos de San Dionisio del Mar, agradeció en ikoots la presencia los invitados y advirtió que su territorio no se negocia para ningún megaproyecto.

Aquí amamos el mar y nuestro territorio. Barra Santa Teresa se llama la mujer que más amamos todos los pueblos mareños; por eso la defendemos con nuestro cuerpo, mente y espíritu, manifestó.

Pedro Orozco Márquez, vocero de la organización social defensores del mar Mugier Ndyuck, puntualizó que el apoyo de las organizaciones de la región ha sido muy importante para mantener la resistencia, que continuará.

Agradeció el respaldo mostrado al pueblo ikoots. Cumplimos seis años de resistencia contra las empresas transnacionales, como las eólicas. Fuimos la primera comunidad indígena que logró la suspensión de un proyecto eólico en esta zona del Istmo de Tehuantepec.

http://www.jornada.unam.mx/2018/01/30/estados/027n2est

 

 

Fuente: 
La jornada
Categoría: