Síguenos en Facebook

Impugnan indígenas proyecto eólico ante la OCDE

Diana Manzo

Corresponsal

Periódico La Jornada
Martes 13 de febrero de 2018, p. 29

Unión Hidalgo, Oax.

La comunidad indígena de Unión Hidalgo dio a conocer que identificó omisiones en la planeación de la planta eólica Gunaá Sicarú, que la transnacional Électricité de France (EDF) pretende instalar en su territorio, lo que podría ser violatorio de los derechos humanos. Por ello, presentó en Francia una queja ante Punto Nacional de Contacto (PNC), instancia mediadora de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Acompañada por la organización no gubernamental Proyecto de Derechos Económicos Sociales y Culturales (ProDesc), la comunidad indígena de Unión Hidalgo solicitó a la OCDE que pida a EDF dialogar con los afectados y respetar los derechos humanos. La queja fue firmada por el representante de la Asamblea Comunal, Óscar Marín, y por la defensora comunitaria indígena Guadalupe Ramírez, en representación de Unión Hidalgo.

El objetivo es alertar que las actividades de EDF podrían estar violando los derechos del pueblo zapoteca de Unión Hidalgo, por no existir consulta previa conforme al Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo sobre la instalación de parques eólicos, informó ProDesc en un comunicado.

Explicó que desde inicios de 2017, Unión Hidalgo reunió evidencias sobre la instalación del parque eólico Gunaá Sicarú de Eólica de Oaxaca, filial de EDF, proyecto que avanzó sin que el gobierno mexicano pidiera consentimiento a los pobladores.

La comunidad observa violaciones a los derechos humanos, principalmente a su derecho a la consulta y al consentimiento previo, libre e informado; además, se crean condiciones propicias para afectar a la comunidad y a las personas defensoras de la tierra y el territorio, expresó.

En la misiva se señaló que la comunidad presentó el pasado 8 de febrero una queja ante el PNC, y se espera que éste indague los posibles abusos de la transnacional francesa en México y la llame a cumplir con directrices que la OCDE estipula para las multinacionales.

Esta acción legal se suma a las demandas de amparo que la comunidad indígena, con el acompañamiento de ProDesc, presentó en 2017 por omisiones de las autoridades mexicanas para exigir información sobre el proyecto Gunaá Sicarú, por entregar permisos sin cumplir con los estándares internacionales y por omitir la realización de una consulta.

Gunaá Sicarú sería el cuarto parque eólico de EDF en México, el número 24 en la región del Istmo de Tehuantepec y el segundo en Unión Hidalgo. La mayoría de estos proyectos, afirman los inconformes, se aprobaron pese a graves omisiones de las empresas y del Estado mexicano.

http://www.jornada.unam.mx/2018/02/13/estados/029n2est

 

Fuente: 
La jornada
Categoría: