Exigen a López Obrador frenar el proyecto hidroeléctrico de La Parota

Héctor Briseño
Corresponsal
Periódico La Jornada
Lunes 30 de julio de 2018, p. 4
Acapulco, Gro.
Integrantes del Consejo de Ejidos y Comunidades Opositores a la Presa La Parota (Cecop) exigieron al virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, cancelar definitivamente el proyecto hidroeléctrico impulsado desde hace poco más de 15 años por la Comisión Federal de Electricidad en el río Papagayo, que de concretarse afectará a comunidades de la zona rural de Acapulco pertenecientes a los bienes comunales de Cacahuatepec, las cuales quedarían bajo el agua.
Ayer por la mañana en la cancha de usos múltiples de la comunidad Huamuchitos, el Cecop conmemoró el 15 aniversario de su fundación. Organizaciones sociales de diversas entidades, campesinos y habitantes de Cacahuatepec pidieron a la población en general no esperanzarse en ningún gobierno, mantener la defensa de su territorio y exigir la libertad de presos políticos recluidos por defender los bienes naturales.
En ese acto expresaron su repudio y desconocieron la reforma reciente al artículo 14 de la Constitución de Guerrero, que a su ver pone en riesgo los usos y costumbres de los pueblos indígenas.
El portavoz del Cecop, Rodolfo Chávez Galindo, consideró que la lucha del organismo se va ganando. Recordó que en el pasado proceso electoral, el Cecop no llamó a votar por ningún partido político, aunque sí convocó a sufragar contra PRD, PAN y PRI, este último que silenció durante décadas a los desposeídos y a los pobres.
Chávez Galindo recalcó que tenemos que decir qué queremos de este país, es necesario que los movimientos sociales digamos qué queremos, y explicó que opositores a la presa La Parota harán llegar al próximo presidente un pliego petitorio de cuatro puntos.
El primero es que el nuevo gobierno descarte cualquier acto que desde el poder criminalice a movimientos sociales. El segundo, la libertad de los 25 presos políticos del Cecop recluidos en el penal de Acapulco desde el pasado 7 de enero, por hechos ocurridos en el poblado La Concepción, por los que murieron seis pobladores y cinco policías comunitarios.
De igual manera, demandarán la cancelación del proyecto hidroeléctrico Presa La Parota, y que legisladores echen abajo la modificación al artículo 14 de la Constitución de Guerrero, votada el pasado viernes, la que, según Chávez Galindo, representa la peor de las agresiones a los pueblos indígenas, porque les quita la posibilidad de organizarse.
En una misiva que envió desde la cárcel de Acapulco, donde está recluido, el vocero del Cecop, Marco Antonio Suástegui Muñoz, manifestó que la decisión que se tomó 28 de julio de 2003 fue la de permanecer en nuestras tierras. Sabíamos a lo que nos íbamos a enfrentar, incluso a dar la vida de ser necesario. No me arrepiento y sigo firme. No hay paso atrás. La Parota no va.
Aseguró que el Cecop es un movimiento limpio. Defendemos nuestros derechos. No vamos a abandonar nuestras tierras; tampoco el río. Aquí nacimos y aquí moriremos.
En el encuentro participaron, entre otros, representantes de la Coordinadora Estatal de los Trabajadores de la Educación en Guerrero, la Organización Campesina de la Sierra del Sur, la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias-Policía Comunitaria, estudiantes y familiares de los normalistas de Ayotzinapa desaparecidos y representantes del Centro de Derechos Humanos de La Montaña Tlachinollan.

http://www.jornada.com.mx/2018/07/30/politica/004n2pol

Fuente: 
La jornada

Etiquetas: