Persiste hostigamiento por la termoeléctrica en Huexca, Morelos, señalan los pobladores

Rubicela Morelos y Emir Olivares
Corresponsal y Reportero
Periódico La Jornada
Viernes 8 de marzo de 2019, p. 12
La Asamblea Permanente de los Pueblos de Morelos demandó al presidente, Andrés Manuel López Obrador, y al gobernador, Cuauhtémoc Blanco, que detengan el hostigamiento y las burdas provocaciones a sus comunidades, como la reunión nocturna del 5 de marzo que buscó convencerlos de llevar a cabo la termoeléctrica que falta por construirse en Huexca del Proyecto Integral Morelos (PIM).
Calificó a dicha reunión –encabezada por el delegado federal en Morelos, Hugo Érick Flores, y el alcalde de Yecapixtla, Érick Sánchez Zavala– como otra acción fraudulenta y sin legalidad, parecida a la consulta ciudadana del 23 y 24 de febrero, donde según datos oficiales ganó el sí a la termoeléctrica.
Expresó que los funcionarios federales, estatales y municipales tratan de convencer a la población de Huexca ofreciendo hacer obras públicas y otorgándoles apoyos o por medio de la intimidación y la fuerza pública, como ocurrió en las administraciónes del ex gobernador Graco Ramírez y el ex presidente Enrique Peña Nieto.
La asamblea demandó además el esclarecimiento del asesinato de Samir Flores Soberanes, uno de los opositores más visibles al PIM, y castigo a los homicidas.
En tanto, el Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua de Morelos, Puebla y Tlaxcala (FPDTA-MPT) difundieron ayer una carta abierta dirigida al titular de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett Díaz, en la que le recordaron que en 2014, él era uno de los más férreos inconformes por la construcción de ese megadesarrollo, incluida la termoeléctrica de Huexca.
Citó un punto de acuerdo que Bartlett promovió el 24 de abril de 2014 en el Senado de la República que afirmaba que en ninguna de las tres entidades se había consultado a los habitantes de las comunidades afectadas ni se notificó a los propietarios de los terrenos; que el Centro Nacional para la Prevención de Desastres consideró que el proyecto era inviable porque el gasoducto pasa por zonas de significativo riesgo eruptivo y entre 50 y 200 metros de los centros de población.
El ahora director de la CFE dijo entonces que de acuerdo con las cuentas públicas 2009-2010 de la Auditoria Superior de la Federación, en México el margen de reserva por exceso de producción de energía es de 50 por ciento, tres veces superior a los estándares internacionales que son de 18 por ciento, lo cual pone de manifiesto lo innecesario de la obra.

https://www.jornada.com.mx/2019/03/08/politica/012n2pol#

Fuente: 
La jornada