Mayas entregan «reconocimientos» a empresas contaminantes y funcionarios cómplices de su funcionamiento

Equipo Indignación
6 junio 2019
Mérida. Yucatán. Integrantes del pueblo maya de Homún y de Kinchil y del Equipo Indignación hicieron entrega del reconocimiento EPRC – Empresa Peligrosamente Racista y Contaminante a Grupo Porcícola Mexicano alias Kekén y a Grupo Kuo, «que se han distinguido por discriminar al pueblo maya, vulnerar el derecho a la consulta, imponer su proyecto económico que es un proyecto extractivista que pone en riesgo nuestros recursos naturales, en particular el agua y los cenotes que se encuentran en nuestro territorio, que además tienen para los pueblos mayas un significado profundamente simbólico y espirit¬ual».
El proyecto económico que promueve Kekén, la industria a gran escala de cerdos a través de megagranjas, es un proyecto que extrae, para su propio beneficio, grandísimas, enormes cantidades de agua. Sólo la extracción de tal cantidad de agua ya pone en riesgo todo nuestro ecosistema y nuestra vida, pero además lo ha hecho sin consultar a nuestros pueblos, sin respetarnos. Esto para nosotros es racismo y discriminación.
La gran cantidad de agua que pretenden extraer para satisfacer su propia ambición y los requerimientos de mercados internacionales no son desarrollo, sino muerte, empobrecimiento y discriminación, dijeron los mayas.
Además, explicaron en un comunicado, «la gran cantidad de agua que pretenden extraer o que ya están extrayendo, la devuelven contaminada y quieren usarnos de conejillos para saber si unas plantas de tratamiento engañosas funcionarán o no. Y si no funcionan ni las disculpas se preocuparían por dar porque su modo racista y discriminatorio ya ha demostrado que no les importa la vida de los pueblos».
Entregaron mención vergonzosa a la empresa PAPO, «que se ha distinguido por violentar nuestros derechos como pueblo maya, que muestra su racismo y discriminación y que amenaza el medio ambiente directamente. Los conocemos y los reconocemos como una amenaza para nuestros pueblos y por eso los señalamos». Ycomo colaboradores tóxicos a Grupo Sipse, al ex gobernador Rolando Zapata Bello, «que favoreció indebidamente a PAPO; al actual gobernador Mauricio Vila, que en uno de los amparos quiso litigar a favor de la empresa y pidió que se nos niegue la suspensión que reclamábamos; a la actual legislatura, en particular a la diputada Silvia López Escoffié que promovió acciones y visitas favorables a la empresa sin siquiera acercarse a conocer lo que el pueblo maya piensa; al Tribunal de Justicia Administrativa del Estado de Yucatán, que corrompió su función y entregó indebidamente un permiso que no estaba en sus facultades otorgar; a Eduardo Battlori, encargado de la entonces Seduma en la administración anterior, que hizo todo por colaborar con la empresa y autorizó una MIA con tantas irregularidades como se han señalado; a Sayda Rodríguez, actual Secretaria de Desarrollo Sustentable del estado de Yucatán, que hace unos días entregó el distintivo de “Empresa Socialmente Responsable” a Kekén; al entonces CDI e Indemaya, federal y estatal respectivamente, por sus omisiones frente a la evidente violación al derecho a la consulta al pueblo maya y por su silencio cómplice; al encargado de PROFEPA, José Lafontaine, que intentó indebidamente castigar la defensa de los derechos humanos y, como represalia, intentó clausurar los cenotes de quienes encabezan la defensa del agua, de los cenotes y del pueblo de Homún»-
https://desinformemonos.org/mayas-entregan-reconocimientos-a-empresas-co...

Fuente: 
Desinformémonos