Hablan los pueblos ante los tres megaproyectos del gobierno para el sur de México

Ojarasca 269/septiembre 2019
HABLAN LOS PUEBLOS ANTE LOS TRES MEGAPROYECTOS DEL GOBIERNO PARA EL SUR DE MÉXICO
Gloria Muñoz Ramírez

Seguir siendo lo que son es la demanda profunda de quienes habitan el territorio mexicano desde antes de que lo fuera. Son 68 los pueblos, naciones, tribus y barrios indígenas que mantienen tierras, recursos naturales, culturas, lenguas y organización ancestral en todo México. Sobre sus territorios se pretende la construcción de diversos proyectos que promueven el desarrollo, pero, como se preguntaba Samir Flores Soberanes, defensor nahua y comunicador comunitario asesinado en febrero pasado, “desarrollo para quién”.
El Tren Maya, el Corredor Transístmico y proyectos energéticos como el Proyecto Integral Morelos (PIM) forman parte de las prioridades presidenciales. Los tres están sobre zonas indígenas, lo cual no es casual, pues sobre estos territorios se encuentran montañas, aguas, bosques, vientos y subsuelos del país y, por supuesto, la mayor riqueza cultural.
En sus primeros nueve meses en la presidencia de México (del primero de diciembre de 2018 al 1 de septiembre de 2019), López Obrador ofreció alrededor de 180 conferencias de prensa matutinas, más los discursos en actos públicos y tres informes de gobierno. Las voces de los pueblos indígenas que no están de acuerdo con su programa de desarrollo, que califican sus proyectos como neoliberales y que cuestionan sus consultas a mano alzada, sin ninguna metodología ni protocolo, no han tenido cabida en esos 21 mil 600 minutos de micrófonos y flashes puestos a disposición de la figura presidencial. Ellos y ellas tampoco tienen lugar en los actos en los que se promueven estos proyectos en los estados afectados, pues el presidente no ha escuchado a ninguna comunidad que se oponga o se mantenga crítica.
En Derecho de réplica. Hablan los pueblos, nos propusimos voltear el micrófono y la cámara, e ir a recoger las voces e imágenes no contempladas, las inconformes, las que el presidente de la República califica como “radicales de izquierda” que para él “no son más que conservadores”.
Voces de ocho de las más de 60 comunidades nahuas de Morelos, Puebla y Tlaxcala que insisten en defender la vida campesina integran el reportaje multimedia Un megaproyecto en tierras de Zapata, sobre la termoeléctrica de Huexca, un acueducto y un gasoducto que, aunque están prácticamente terminados, no han podido operar por la movilización social y los amparos ganados.
De Quintana Roo, Yucatán, Campeche, Tabasco y Chiapas son los indígenas que se empeñan en defender territorio y cultura. No son los mayas de museos y de sitios arqueológicos, sino los del presente, con su vínculo con la naturaleza y una cultura heredada de grandes matemáticos y astrónomos, los que quieren seguir sembrando, danzando, rezando y pensando en su lengua. Sienten que el proyecto del Tren Maya los amenaza y explican sus motivos.
Sobre los 260 kilómetros del Istmo de Tehuantepec, en la cintura de México, se asientan doce pueblos originarios distribuidos en más de 500 comunidades chinantecas, chochocos, chontales, huaves, mazatecas, mixtecas, mixes, zapotecas, nahuatlacas, popolucas y zoques. Todas han resistido a los proyectos que se les presentan de la mano del llamado progreso. Y hoy no es la excepción. Un Corredor Interoceánico concebido por gobernantes de ayer y de hoy se planea nuevamente sobre sus territorios. “Puede ser la última batalla”, sienten en el Istmo.
En Derecho de réplica los equipos de periodistas convocados por Desinformémonos caminamos por nueve estados de la República para la realización de los tres reportajes. Se recogieron 116 testimonios en 40 comunidades indígenas. Ellos y ellas son el corazón de este proyecto. Aquí, hablan los pueblos.

EL ASESINATO DE SAMIR FLORES
Samir nos dejó dicho que cuando no estuviera le subiéramos más, que no nos espantáramos, que no nos dejáramos humillar. Él hablaba de que un día iba a faltar, porque de por sí estaba amenazado por la lucha contra la termoeléctrica, porque él no paraba. A nosotros como pueblo nos dieron donde más nos duele, mataron al hombre más bueno, a un gran luchador que miraba por todos.
Ofelia
Amilcingo, Morelos

Nuestro compañero fue asesinado vilmente y el presidente, a pesar de que insistimos en que cancelara la consulta y respetara nuestro dolor, y que mejor planteara foros de diálogo con los técnicos y especialistas, con los pueblos y las empresas, se negó, se cerró e impuso la consulta. El asesinato de Samir nos enoja muchísimo, nos indigna, nos encabrona, nos duele, y a eso se suma la decisión, la falta de sensibilidad y la falta de visión política de un presidente que se dice de izquierda.
Samantha César
Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua Amilcingo, Morelos

La traición y la consulta
Las palabras que nos tiró el presidente de la República llamándonos “radicales de izquierda” son las que detonan todo, porque si no hay una protección por parte del presidente, nos pone en el blanco.
Teresa Castellanos
Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua Huexca, Morelos

Ganó el sí según los datos oficiales de la consulta, pero se demostró que los pueblos afectados estamos informados, organizados y decididos a no permitir que este proyecto avance, a pesar de las imposiciones y de las mentiras.
Samantha César
Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua Amilcingo, Morelos  

La termoeléctrica de la discordia
Cuando hicieron las pruebas de la termoeléctrica hubo un escándalo tremendo, y a uno que anda en el campo pues nos trajo como locos, con dolor de cabeza, de oídos, no podías ni platicar con el amigo que estaba contigo porque era muy escandalosa. Aquí hay unos pocitos artesanales a los que se les fue el agua cuando se probó.
José Alberto Pérez Valdepeña
La Quesera, Huexca, Morelos
Dice el gobierno que va a bajar el costo de la electricidad si se echa a andar la termoeléctrica, pero si lo hacen nos vamos a tener que ir y entonces a quién le van a bajar la luz, si no va a quedar nadie.  Remedios Pérez
La Quesera, Huexca, Morelos   

Un acueducto en los campos de Ayala
Es una incongruencia del tamaño del mundo declarar el año 2019 como el año de Emiliano Zapata y quererlo conmemorar con el robo de su agua a sus ejidos, aquí, en su cuna. ¿De qué se trata? ¿Burla? ¿Otra vez? Hace 100 años Madero se burló de los ideales del General por buscar el beneficio de todos los campesinos. Hoy el presidente de México se vuelve a burlar de los ideales de Zapata con hechos reales, apoyando una termoeléctrica que nunca pedimos.
Jorge Zapata, nieto de Emiliano Zapata
Anenecuilco, Morelos 

Un gasoducto en las faldas del volcán
Nosotros lo que queremos es que cancelen este tubo de muerte. Ya nos platican los vulcanólogos que no saben para cuándo ni a qué horas va a hacer erupción el volcán, como cuando hizo y sacó lava y piedra. Así lo puede hacer otra vez y es por eso que no estamos de acuerdo en que trabaje ese gasoducto.
Francisco Morales
San Lucas Atzala, Puebla 

SU RIEL, NUESTRA TIERRA TREN MAYA
Quintana Roo
Yo creo que el paso del Tren Maya sí afectará a la tierra por tanto que van a explotar. La va a perjudicar, porque todo lo que es agua y árboles no creo que los vayan a librar, tiene que pasar ahí. El agua se va a contaminar. Yo creo que a nosotros no nos beneficia para nada, pero hay gente que dice que sí.
Sebastián Chan López
Colectivo de Semillas Muuch Kanan l’inaj Buena Esperanza, Bacalar, Quintana Roo

Este proyecto del tren es el inicio de una conexión de diferentes proyectos que se llevan a cabo desde hace algunos años en la Península de Yucatán, como las celdas fotovoltaicas, la agroindustria y los parques eólicos. Todo este conjunto de megaproyectos lo que hace el tren es unirlos.
Heber Uc Rivero
Consejo Indígena de Bacalar Nuevo Jerusalén, Bacalar, Quintana Roo

En la Colectiva hicimos un mapa sobre las amenazas que miramos en el territorio peninsular, no solamente del Tren Maya, sino también de los proyectos agroindustriales que están devastando la selva y que finalmente serán unidos por el tren. Entre las amenazas están los feminicidios, que en nuestro estado han aumentado, con alrededor de 25 en lo que va del año. Nos preocupa también la trata de personas, pues Quintana Roo es uno de los estados con mayor índice a nivel nacional.
Alika Santiago Trejo
Colectiva de Mujeres K-luumit X’ko olelo’ob Nuevo Jerusalén, Bacalar, Quintana Roo  

Yucatán
Al final te das cuenta de que las mismas empresas se hacen de dinero y tú siempre vas a ser el esclavo. Somos los nuevos esclavos pero ahora por cuenta propia, nosotros mismos nos vamos a esclavizar allá. ¿Cómo nos quiere el gobierno? ¿Aquí, con nuestras artesanías en las estaciones? Eso no es algo viable para un joven que quiere tener ingresos. Hay otras alternativas, y el Tren Maya no lo es.
Gregorio Hau
Asamblea de Defensores del Territorio Maya Múuch’ Xíinbal Valladolid, Yucatán

El Fondo Nacional de Turismo (Fonatur), que es el encargado de implementar todos los preparativos para este tren, ha expresado palabras que nos duelen mucho, como por ejemplo que, al que no quiera subirse al tren, le pasará el tren, y también ha dicho que los disculpemos, que no han venido a consultar sino a avisar que viene un proyecto. Incluso dijo que el tren nos va a beneficiar tanto que habrá oportunidad hasta para los limosneros.
Pedro Uc
Buctzotz, Yucatán

La ceremonia del presidente para pedirle dizque permiso a la Madre Tierra se la hicieron solamente para que vea que sí lo puede lograr, pero no lo puede lograr porque no es así, porque el dios padre dice que no. Fue una ceremonia falsa porque deben cubrirse con el viento, con el polvo del viento.
Meen Miguel Can
Calcehtok, Yucatán

Campeche
En este lugar está el trazo sobre el que va a pasar el Tren Maya y donde se pretende hacer la ciudad de apoyo. Aquí hay pura selva, el hábitat de los animales, es también área de producción de miel. Este proyecto del tren nos tiene espantados porque devastarían esta área natural protegida, aunque digan que no.
Anastacio Oliveros López
Presidente de la Unión de Sociedades Apícolas Ecológicas de Calakmul (USAEC), Conhuas, Calakmul, Campeche

Nos asusta. Aparte de que traiga economía y desarrollo, va a traer mucha destrucción. Dentro del Tren Maya viene el Sembrando Vida y los otros programas del gobierno. ¿Para qué? Pudo haber sido otro programa: enriquecimiento de acahual, impulsar el ecoturismo natural, agroforestería, desarrollo artesanal, usos y costumbres, ¿pero este monstruo?
María del Carmen Salgado Vázquez
Las Florecitas de Xcanan Nueva Vida, Calakmul, Campeche

Tabasco
Yo no me quedo aquí, aunque me digan que va a haber trabajo del gobierno. Tampoco quiero llegar a Estados Unidos, ya no es mi meta. Tengo un niño en Honduras todavía, quiero salir del refugio para poder estar con mi otro hijo, que él se venga. La gente seguirá migrando, no lo van a detener. Está feo allá en Honduras. Hubo una masacre ahora en el estadio, en el partido, mataron a tres muchachos.
Verónica, 30 años
Migrante de Tegucigalpa, Honduras
Hogar Refugio La 72, Tenosique, Tabasco

Chiapas
La desgracia que trae el Tren Maya realmente es la violación de la cultura de los pueblos indígenas. Ese gran negocio es turístico, es meter empresas grandes de otros países que realmente no van a respetar los derechos de los pueblos indígenas. El Tren Maya trae proyectos como restaurantes, centros nocturnos, donde van a estar como barrenderos, meseros, cantineros, bailarines o vil prostitución.
Emilio Jiménez López
Xi Nich Palenque, Chiapas

Ellos nunca nos preguntaron. Nunca piensan si están haciendo daño, pero para nosotros sí lo están haciendo. Es para ellos, para los que vienen a ver lo que hay aquí en Chiapas, agua, las ruinas. Eso es lo que está en la mira de los otros países, eso es para ellos, porque ellos van a venir a construir otro nuevo Cancún. Chiapas tiene de todo todavía. Hay viento, hay agua, tierra, árboles, oxígeno, muchas cosas. Para ellos eso es lo que quieren.
Antonia Hernández Gómez
Xi Nich Palenque, Chiapas 

EN LA CINTURA DE MÉXICO CORREDOR TRANSÍSTMICO
El Corredor Transístmico es un proyecto reciclado que viene caminando desde gobiernos anteriores, desde Porfirio Díaz hasta la fecha. Nada más le han cambiado el nombre. Antes era el Plan Puebla Panamá y ahora Corredor Interoceánico, Corredor Transístmico, el nombre que sea. La modernización para los pueblos significa que se van a afectar sus comunidades. En Salina Cruz se afectarán muchas colonias y pueblos cercanos al puerto. Los derrames que han habido han afectado a los pescadores económicamente, y Pemex no ha respondido por los daños. Ahora se pretende ampliar y modernizar un puerto que dañará ambientalmente a los pueblos cercanos. Entre más grande el puerto, se genera un impacto ambiental mayor.
Juana Ramírez Villegas
Unión de Comunidades Indígenas de la Zona Norte del Istmo (UCIZONI) Matías Romero, Oaxaca

Los vicios que tenemos en Coatzacoalcos, como la contaminación, el desempleo y la violencia, sin duda se reproducirán en todo este Corredor Transístmico.
Ramón García Sánchez
Movimiento Regional Indígena en Defensa y Respeto por la Vida Coatzacoalcos, Veracruz

Este corredor industrial no sólo es el intercambio de mercancías de un lado a otro, sino también es el imitar el modelo de los chinos, que sacan los barcos de allá con toda la materia prima, en el trayecto la vienen armando y cuando llega acá ya está todo hecho. Lo que quieren aquí es lo mismo: traer partes de los productos para que se vayan haciendo en el corredor y lleguen a la otra parte ya transformados. Esta es la nueva forma para mover mercancías, para la cual utilizan mano de obra barata, gente pobre, despojada, precarizada, como los que vienen de Centroamérica.
Bettina Cruz Velázquez
Asamblea de Pueblos del Istmo en Defensa de la Tierra y el Territorio (APIITDTT) Congreso Nacional Indígena (CNI) Juchitán, Oaxaca

El proyecto actual denominado Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec, presentado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, es el Programa de Desarrollo Integral del Istmo de Tehuantepec del expresidente Ernesto Zedillo, quien lo dio a conocer en agosto de 1996, ubicando los 80 municipios que impactaría y estableciendo los componentes de qué inversión hacer, en qué comunidad y en qué municipio, teniendo como ejes el tren bala de carga, la autopista y la modernización de los puertos. Miguel Ángel García Aguirre Maderas del Pueblo Los Chimalapas, Oaxaca El Istmo es nuestro, es de los ikoots, de los zapotecas, de los mixe, los chontales. Es de todos. Es por eso que tenemos que defender nuestras montañas, nuestros mares, nuestros valles, los lugares donde nos encontremos. Así debe de ser, porque esto es de nosotros.
Maritza Ochoa Jarauta
Monapakuy Organización Comunitaria
San Mateo del Mar, Oaxaca

http://ojarasca.jornada.com.mx/2019/09/14/derecho-de-replica-hablan-los-...

Fuente: 
Ojarasca