Demandan a Semarnat no autorizar explotación de yacimiento en Puebla

Angélica Enciso L.

Periódico La Jornada
Miércoles 23 de octubre de 2019, p. 29
El proyecto minero Ixtaca, propuesto por Minera Gorrión, subsidiaria de la empresa canadiense Almaden, planeado en el municipio de Ixtacamaxititlán, en la Sierra Norte de Puebla, abarca una zona de manantiales, lo que afectará el agua de la que se abastecen miles de habitantes de la región.
Autoridades de los pueblos de la zona demandaron a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) que no se autorice este plan, ya que con ello se violaría el derecho humano a un medio ambiente sano.
Alrededor de 50 autoridades de los pueblos de la región acudieron ayer a las oficinas de la Semarnat, que aún está evaluando la manifestación de impacto ambiental (MIA) del proyecto, y presentaron argumentos por los que no debe realizarse, explicó Alejandro Marreros, integrante de la Unión de Ejidos y Comunidades en Defensa de la Vida y el Territorio Atcolhua.
Autoridades comunitarias, jueces de paz, representantes de comités de agua potable, presidentes auxiliares y comisarios ejidales acudieron a la protesta con las actas de asamblea en las cuales los habitantes acordaron rechazar el proyecto minero a cielo abierto para extraer oro y plata.
Marreros señaló que el principal impacto sería hidrológico, ya que el proyecto se desarrollará en una zona de manantiales, aunque la empresa argumenta que utilizará agua de lluvia y el proceso de lixiviación de metales será seco, pero en la zona la precipitación pluvial es escasa, de apenas 600 litros por metro cuadrado al año.
La empresa, dijo, argumenta además que construirá presas para almacenar lluvia, pero con ello cambiará el flujo de agua, lo que tendrá efectos tanto ambientales como económicos, sociales e incluso culturales en la cuenca.
El río se usa para actividades agropecuarias, uso doméstico y recreativo. Se afectará la cuenca de Aculco, donde también se captura camarón y pescado, advirtió.
Aseguró que por lo menos 4 mil personas resultarían perjudicadas de manera directa, pues se trata de una zona árida, y si la de lluvia no alcanza para la actividad minera, la empresa usará líquido de los manantiales. Detalló que de esa agua se abastece la población, y en el documento de la MIA se plantea que la empresa usaría 5.35 millones de litros diarios.

https://www.jornada.com.mx/2019/10/23/estados/029n3est

Fuente: 
La jornada

Categoría: