Síguenos en Facebook

Costa Rica. Indígenas denuncian imposición de programa de Reducción de Emisiones por Deforestación

por Adital

19 de Junio de 2014

El programa de Reducción de Emisiones por Deforestación y Emisiones en bosques viene siendo experimentado en varios países en desarrollo, con el pretexto de reducir las emisiones contaminantes que surgen de los procesos de destrucción de los bosques.

Organizaciones ambientales de Costa Rica realizaron una rueda colectiva de prensa para divulgar las preocupaciones de las comunidades indígenas y originarias del país en relación con la propuesta gubernamental de aplicación del programa de Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación (REDD) en sus bosques. La rueda de prensa denominada "Voces indígenas contra REDD” se realizó el último jueves 12 de junio.

El programa de Reducción de Emisiones por Deforestación y Emisiones en bosques viene siendo experimentado en varios países en desarrollo, con el pretexto de reducir las emisiones contaminantes que surgen de los procesos de destrucción de los bosques. En entrevista con la radio Mundo Real, Zuiri Méndez, representante de Kioskos Socioambientales, dijo que el Fondo Nacional de Financiamiento Forestal (Fonafifo) pretende implementar, con financiamiento del Banco Mundial, un sistema de compensación de emisiones similar al Pago por Servicios Ambientales, que funciona desde hace varios años en Costa Rica.

"Proponen a través del REDD+ que los países o regiones con gran producción de contaminantes y, por lo tanto, más responsabilidades en el calentamiento global compensen a los países o regiones menos desarrollados para que conserven sus bosques. Pero, ¿será ésta la solución para el problema del cambio climático?”, pregunta el comunicado de prensa divulgado durante la rueda de prensa.

En la ocasión, los representantes de comunidades indígenas contaron lo que vivieron en el proceso de implementación del programa REDD+ y cuál es la participación del gobierno. Méndez destacó algunos de los problemas que Kioskos Socioambientales encontró en los territorios indígenas.

"Las comunidades no tienen ninguna información sobre el tema, poquísimas personas se dieron cuenta de qué es REDD+ y cuestionan mucho a los representantes indígenas que se integraron en el proceso, ya que nunca comunicaron en qué se estaba trabajando, con quién se estaba negociando y qué implicaciones privativas tenían sobre el territorio”.

Méndez explicó también que existe un pequeño sector indígena de la zona del Caribe Sur que, desde 2008, adhirió a la estrategia de REDD nacional y que gracias a eso el gobierno dice que es un proceso participativo.

"Las comunidades que visitamos están preocupadas porque ese sector creó procesos de consulta, pero que no fueron previos, libres e informados, ni con todas las comunidades indígenas del país”, explicó, señalando que el Banco Mundial y el gobierno tienen la intención de que ese "proceso participativo” termine este año y que, en 2015, se implemente la REDD+ en Costa Rica.

Las comunidades indígenas que quedaron fuera del proceso sienten que el programa REDD+ es una amenaza que puede alejarlos de su uso tradicional del bosque, de la forma que siembran, de cómo usan los medicamentos y ciertas maderas para construir sus casas, y temen también que haya desplazamientos o privaciones en el uso comunitario del bosque.

Con informaciones de la radio Mundo Real

Traducción: Daniel Barrantes - barrantes.daniel@gmail.com

(http://www.radiomundoreal.fm/7679-no-sera-tan-facil)