Síguenos en Facebook

Zacatecas: ceden autoridades ante la presión de mineras

Se limitarían a crear área natural protegida

Las restricciones ambientales serían menores

No se afectarán inversiones: Miguel Alonso

Alfredo Valadez Rodríguez

Corresponsal

Periódico La Jornada
Viernes 4 de julio de 2014, p. 32

Zacatecas, Zac., 3 de julio.

Ante el rechazo de las empresas mineras más importantes del país a un decreto de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) que declararía reserva de la biosfera dos millones 577 mil hectáreas del desierto semiárido de Zacatecas, el gobernador Miguel Alonso Reyes dijo que dicha declaratoria podría limitarse a un área natural protegida.

En conferencia de prensa en la Feria Nacional de Zacatecas, un reportero le preguntó si el decreto de la Semarnat vulneraría la minería.

No, no, no. Me parece que esta preocupación quizás ha sido por falta de información, respondió el gobernador y reconoció que podría declararse área natural protegida, con base en un planteamiento que hemos hecho.

El eventual cambio de categoría modificaría las medidas para proteger el medio ambiente, la flora y la fauna, pues las disposiciones de una reserva de la biosfera son más numerosas y estrictas. Sin embargo, el gobernador aseguró que traería muchos beneficios para Zacatecas y no se contrapone con las inversiones mineras o de otra naturaleza. Al contrario, me parece que sería ganar-ganar lograr una declaratoria de una superficie tan amplia, expuso.

En un estudio de 302 páginas que elaboraron nueve dependencias federales y locales vinculadas con la protección de las áreas naturales de México –encabezadas por la Semarnat–, se expone que el desierto semiárido es la mayor reserva de especies de flora endémicas del país.

También indica que ahí habitan especies en peligro de extinción como venado bura, lobo gris mexicano, perro de la pradera, tejón, águila real (emblema del escudo nacional; 30 por ciento los ejemplares de esta especie que quedan en el país viven en Zacatecas), rata canguro, tortuga del desierto y monstruo de Gila.

El decreto de la Semarnat para declarar reserva de la biosfera dos millones 577 mil 126 hectáreas del desierto semiárido de Zacatecas, en seis municipios del noroeste de la entidad, brinda oportunidades de conservación para numerosas especies y ecosistemas, subraya el documento.

(http://www.jornada.unam.mx/2014/07/04/estados/032n1est)