Síguenos en Facebook

La Cumbre de los Pueblos espera que surjan decisiones completas de la COP20

Los grandes contaminadores dejan desde ahora las decisiones para París

Dpa

Periódico La Jornada

Lunes 1º de diciembre de 2014, p. 40

Lima.

Lima quedó lista y hoy da inicio la vigésima Conferencia de las Partes del Convenio Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP20), encuentro en el que 12 mil expertos provenientes de 195 países examinarán acuerdos para, literalmente, salvar al planeta.

Unos 40 mil policías quedaron en guardia desde hoy para resguardar la seguridad de la ciudad, donde paralelamente se llevarán a cabo encuentros alternativos, el más importante de ellos la Cumbre de los Pueblos, donde fuerzas contestatarias exigirán medidas más drásticas para frenar el calentamiento global.

Aunque la reunión empieza hoy con discusiones técnicas, la parte central de la COP20 será el martes de la siguiente semana, cuando se sumen a las deliberaciones durante tres días los enviados políticos de cada país.

La reunión será instalada por el ministro peruano del Ambiente, Manuel Pulgar Vidal, quien presidirá la cita que se desarrollará, a falta de un centro de convenciones adecuado en Lima, en el cuartel general del Ejército, popularmente conocido como Pentagonito.

El objetivo de la COP20 será avanzar en los acuerdos que se firmen en la COP21, el año entrante en París, que constituirán el compromiso ecuménico para evitar que la temperatura de la Tierra vaya ascendiendo hasta tornar imposible la vida.

“Lima se convertirá en el terreno de la negociación a escala mundial sobre el futuro de nuestro ecosistema. Lo que se busca es tener el borrador de un acuerdo que comprometa a todos los países sin excepción, a diferencia del Protocolo de Kioto (de 2005), que sólo fue adoptado por los países desarrollados”, explicó en el diario limeño El Comercio el director de Cambio Climático del Ministerio del Ambiente, Eduardo Durand.

En términos básicos, lo que ocurre, de acuerdo con los expertos, es que de seguir la actual emisión de dióxido de carbono (CO2), el clima promedio de la Tierra podría subir este siglo en cuatro grados, lo que la tornaría inhabitable. Los acuerdos apuntan a que no pase de dos grados.

Algunos especialistas consideran que recientes decisiones tomadas al respecto por países con alta generación de CO2, como Estados Unidos, China y Rusia, le restan importancia a lo que se acuerde en Lima y dejan todo para definir en París, pero algunas ONG, como la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental, estiman que la baja de expectativas puede contribuir a que haya decisiones más completas. La emisión de dióxido de carbono, derivada, entre otras cosas, de la utilización de combustibles fósiles y el consumo de ganado vacuno, agravada por la deforestación, genera un efecto invernadero que aumenta progresivamente la temperatura promedio y generan potenciales onsecuencias catastróficas, como el deshielo.

China y Estados Unidos con 9.8 y 5.2 millones de toneladas métricas de emisión de gases con efecto invernadero por año, respectivamente, son de lejos los países más contaminantes. De hecho, entre los dos suman cerca de 45 por ciento de esas emisiones.

Japón (1.9 millones de toneladas), India (1.9), Rusia (1.7) y Brasil (1.5) son otros grandes contaminadores. Perú, sede de la COP20, “sólo” genera unas 19 mil toneladas, pero tiene un gran compromiso por la deforestación que sufre la Amazonia, uno de los mayores pulmones del planeta.

Paradójicamente, la reunión se da en Perú en momentos en que el gobierno reduce las exigencias de cuidado ambiental para las empresas mineras, y en el que hay tardanza en la entrega de títulos en la selva a los indígenas –poseedores naturales–, lo que impide que éstos tengan herramientas para luchar contra la tala ilegal de árboles.

http://www.jornada.unam.mx/2014/12/01/sociedad/040n1soc