Síguenos en Facebook

Desde hace cuatro décadas no crece la cubierta forestal, advierte experto

Hay licencias detenidas para el trabajo legal de los bosques

Angélica Enciso L.

Periódico La Jornada

Lunes 1º de diciembre de 2014, p. 40

Pese a que hace 14 años se creó la Comisión Nacional Forestal (Conafor) para fomentar y conservar la cubierta forestal, y su presupuesto se elevó drásticamente, al pasar de 40 millones de pesos a 7 mil 500 para 2015, la producción es la misma de hace cuatro décadas: menos de 6 millones de metros cúbicos al año, señaló Francisco Chapela, experto en temas forestales.

En las principales zonas forestales del país hay permisos detenidos por las autoridades para el aprovechamiento legal de los bosques.

Un ejemplo es el caso de Capulalpam, en Oaxaca, que lleva 25 años de trabajar el bosque, donde los campesinos tienen año y medio sin que se les haya renovado el permiso, no pueden trabajar y los bosques son su principal fuente de ingresos.

“Si no se toman medidas para que los productores forestales vean la vía legal como la mejor opción, los bosques de México están en riesgo de quedar en manos del crimen organizado. Actualmente éste controla los aprovechamientos forestales en Michoacán y las comunidades han tenido que enfrentar esta situación”, advirtió la Red de organizaciones para el manejo forestal comunitario.

En un comunicado divulgado por Greenpeace, señaló que la actuación de las autoridades se ha orientado más a castigar a los productores que operan en la legalidad. En el caso de Tlaxcala, recientemente las autoridades han realizado operativos de inspección con lujo de fuerza pública en aserraderos y patios que operan legalmente, mientras los manejos ilegales no son atacados.

Chapela expresó que entre los factores que afectan la actividad forestal está la excesiva intervención del gobierno en la gestión forestal, “a los ganaderos y agricultores los dejan libremente hacer su trabajo, pero aquí hay burócratas que no saben de la actividad y se meten a esto “.

Además, los permisos que debe otorgar la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales no salen, “hay una política de frenar la producción y obstaculizarla. Consideran que los productores forestales hacen daño, cualquier traba que ponen creen que es buena”.

De hecho, establecen una política contraria a la Ley de Desarrollo Forestal Sostenible, cuando hay que promover el aprovechamiento sostenible de los bosques en beneficio de los habitantes de zonas forestales.

El presupuesto de la Conafor, dijo en entrevista, no fomenta la producción ni hay programas de transferencia de tecnología, financiamiento ni acceso a mercados, “el dinero se dirige a reforestaciones que no prenden, estudios que no se ejecutan, capacitaciones para cosas que no se aplican, consultorias sobre temas sin relación con la práctica. En esto es en lo que se va el dinero”, concluyó.

http://www.jornada.unam.mx/2014/12/01/sociedad/040n2soc