Especialista llama a buscar opciones de subvención para áreas naturales protegidas

Sufrirá el sector ambiental una reducción presupuestal de $12 mil millones

Angélica Enciso L.

Periódico La Jornada

Lunes 23 de noviembre de 2015, p. 21

La reducción de presupuesto para 2016 en el sector ambiental, de alrededor de 12 mil millones de pesos, debe llevar a buscar alternativas para financiar la conservación de las áreas naturales protegidas, sostuvo Braulio Ferreira de Souza, secretario ejecutivo del Convenio de Diversidad Biológica (CDB).

La semana pasada, el especialista estuvo en México para participar en un taller preparatorio, organizado con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, rumbo a la 13 conferencia de las partes del CDB, que se llevará a cabo en Cancún el año próximo.

En entrevista, dijo que la caída de recursos “es una realidad, no sólo en México; pasa en varios países por las crisis económicas y la caída de los precios de petróleo en todo el mundo. Esto tiene efectos aquí”.

Agregó que en el contexto del CDB se discute “ofrecer ayuda a los países con el programa Biodiversity Finance del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente”, mediante el cual se propone apoyo técnico para encontrar alternativas de financiamiento a las actividades de biodiversidad. “La idea es que ante crisis de este tipo”, se puedan establecer “distintos tipos de financiamiento.

“En México hay un fondo dedicado a áreas protegidas; varios países han explotado diversos esquemas. Esperamos que se desarrollen ideas creativas.”

Para evitar que las áreas naturales protegidas queden sólo en el papel, sin recursos económicos ni personal, refirió que hay metas internacionales con las cuales los países se comprometieron, como la 11 de Aichi. En ésta se plantea que para dar efectividad de manejo de esos lugares se debe garantizar la participación de distintos grupos de interés, así como mejorar la representatividad ecológica de especies amenazadas y la conectividad de ellas, entre otros aspectos.

En relación con el eventual cultivo de maíz transgénico en el país, actualmente detenido por una acción colectiva que presentaron ciudadanos y académicos, dijo que llama la atención que México es centro de origen del maíz y “cualquier decisión tendrá consecuencias sobre otros países”.

Acerca de un riesgo potencial de contaminación de grano transgénico sobre el centro de origen, aseveró: “Esta es una de las preocupaciones de todo el mundo. En este caso es garantizar la integridad de la diversidad genética del maíz. México, al ser el país de origen es el que tiene la mayor diversidad. La dispersión de polen se da por el viento; los riesgos de dispersión y contaminación son mayores”.

http://www.jornada.unam.mx/2015/11/23/politica/021n1pol