Síguenos en Facebook

Pretenden simular consulta popular sobre la hidroeléctrica Las Cruces

La CFE maniobra para utilizar al grupo Kinto Sol, denuncian ONG

Angélica Enciso Landero

Periódico La Jornada

Viernes 25 de marzo de 2016, p. 10

Para la construcción del proyecto hidroeléctrico Las Cruces, en Nayarit, se ha incumplido con la consulta a los pueblos indígenas y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) pretende utilizar a la asociación Kinto Sol para simular el proceso, advirtieron organizaciones ambientales.

Con este proyecto se prevé represar el río San Pedro Mezquital, el último cauce libre del país, que llega al océano Pacífico tras un recorrido desde la Sierra Madre Occidental. Además de la afectación al río San Pedro, “este proyecto también impactaría gravemente al bosque de manglar Marismas Nacionales, reserva de la biosfera y humedal de importancia internacional reconocido por la Convención Ramsar”, señalaron las organizaciones Aida, Nayeri y Serapaz, entre otras.

La consulta previa, libre e informada a los pueblos y comunidades indígenas afectados debió realizarse en 2008, cuando la CFE obtuvo autorización por parte de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) para realizar los estudios de exploración y factibilidad de la hidroeléctrica Las Cruces.

Advirtieron que en México la construcción y operación de grandes represas ha impactado irreversiblemente el patrimonio natural y cultural de las zonas donde se erigen. “De manera reiterativa, las comunidades indígenas y campesinas sufren afectaciones a su cultura, su modo de vida, su religión y su territorio. El derecho a la consulta previa es el que con mayor frecuencia se violenta”, indicaron.

Explicaron que la presa Las Cruces estaría sin operar 66 por ciento de su vida útil, “esto significa que sólo operaría regularmente cuatro de los 12 meses al año, cubriría apenas 0.9 por ciento de la demanda energética del centro occidente de México, y únicamente 0.28 por ciento de la demanda total del país”.

Además, en la resolución a la manifestación de impacto ambiental, la Semarnat puso en entredicho la legitimidad del proceso de consulta que la CFE dijo haber realizado, y condicionó la construcción de la presa a que se llevará a cabo ese proceso.

Ahora, “existe alarma entre las comunidades porque al parecer, mediante la organización Kinto Sol, se busca sacar adelante el proyecto hidroeléctrico Las Cruces a través de la elaboración y aprobación de un supuesto plan de desarrollo regional 2015-2025. Se cuenta con indicios suficientes para considerar que este plan pudiera manipularse como ejercicio de consulta previa a las comunidades indígenas de la zona del San Pedro Mezquital”.

http://www.jornada.unam.mx/2016/03/25/politica/010n2pol