Síguenos en Facebook

Marcha contra la política de despojo de la tierra, el agua y los recursos naturales

Organismos sociales e indígenas comenzaron una campaña nacional en su defensa

Proyectos de explotación y destrucción “ponen en riesgo a pueblos, comunidades y barrios”, dicen

José Antonio Román

Periódico La Jornada

Lunes 11 de abril de 2016, p. 10

Casi dos centenares de pueblos y comunidades indígenas, campesinas y urbanas del país, junto con organizaciones sociales, comenzaron este domingo la Campaña Nacional en Defensa de la Madre Tierra y el Territorio, con el fin de aglutinar un frente amplio de resistencia en contra de la política de despojo de los bienes naturales instrumentado desde el capital y poder político.

Reunidos sobre la avenida Juárez, hacia el Monumento a la Revolución, cientos de manifestantes, acompañados por defensores de derechos humanos, académicos, investigadores, intelectuales y artistas, denunciaron el modelo económico que pretende convertir todo en mercancía, despojando a las comunidades de territorio, agua y recursos naturales.

Voceros de las seis regiones en que se dividió el país para presentar un diagnóstico de la situación que priva en el territorio nacional, identificaron la existencia de una dinámica capitalista de despojo donde no escapa ninguno de los bienes naturales, derivada de una ofensiva neoliberal llamada “neoextractivismo”, con lo cual se están borrando los logros de los movimientos campesinos e indígenas del siglo XX.

Señalaron que las reformas estructurales puestas en marcha, así como las políticas agroindustriales y de reconversión productiva, están orientadas a beneficiar a un reducido número de empresarios, frente a un sector cada vez más generalizado que enfrenta serios problemas para poder subsistir.

La campaña nacional comenzó a mediodía con una ceremonia religiosa otomí, en la que pueblos y comunidades que asistieron presentaron como ofrenda maíz, amaranto y diversos frutos resultado de su trabajo y de relación con la tierra.

Desde el templete, la actriz Ofelia Medina señaló que inicialmente son 179 los pueblos, comunidades, barrios y organizaciones del país que lanzan esta campaña nacional frente a la política de despojo, pero confió en que pronto se multipliquen para hacer frente a dicha política neoliberal, presentada falsamente con un discurso de progreso y desarrollo, pero que sólo deja muerte y destrucción. Además, dijo que el principio de esta campaña se da también en el 97 aniversario del asesinato de Emiliano Zapata, quien también luchó por la tierra.

Los voceros regionales señalaron la urgencia de que esta campaña se amplíe, pues los proyectos de contaminación, explotación y destrucción de territorios y bienes naturales están poniendo en riesgo a cientos de pueblos, comunidades, colonias y barrios en el país.

Señalaron que son muchas las amenazas de esta política de despojo contra las comunidades, pues se trata de proyectos depredadores forestales o hidráulicos; los energéticos a través de las hidroeléctricas, eólicas, termoeléctricas, gasoductos o fracking; de infraestructura, con autopistas, aeropuertos y trenes, y de minería.

Pero está amenaza está en barrios o colonias que se resisten a la imposición de grandes avenidas, centros comerciales, desarrollos urbanos y basureros, o la destrucción de manglares, lagos y playas. La campaña se realizará hasta el 20 de noviembre, cuando se vuelvan a reunir en pleno las organizaciones convocantes, para definir nuevas estrategias.

http://www.jornada.unam.mx/2016/04/11/politica/010n1pol