Síguenos en Facebook

Se estanca en Hopelchén la consulta a los pueblos mayas sobre soya transgénica

Robin Canul

15 de abril de 2016

HOPELCHÉN, Campeche, 14 de abril de 2016..– Fracasan las autoridades federales en el primer intento de entrega del protocolo para llevar a cabo la consulta indígena sobre la siembra de soya transgénica en territorio maya.

El evento fue encabezado por el delegado de la Comisión Nacional para el Desarrollo los Pueblos Indígenas (CDI), Pedro Armentia López, y por el subdirector de Desarrollo e Innovación Científica y Tecnológica de la Comisión Intersecretarial de Bioseguridad de los Organismos Genéticamente Modificados (Cibiogem), Marco Antonio Ramírez Velázquez, en conformidad a la convocatoria publicada el 1 de abril en Hopelchén y Tenabo.

Con la participación de sólo 13 representantes de las 34 comunidades mayas que conforman el municipio Hopelchén, la reunión tuvo que posponerse para el 30 de junio, ya que no se logró una mayoría para la toma de decisiones como posiblemente lo tenía previsto el representante de Cibiogem.

Asumiendo que se cumpliría con la primera fase de acuerdos previos, Marco Antonio Ramírez Velázquez, representante de Cibiogem, planteó que “para efectos que podamos a llegar a acuerdos el día de hoy, estás 13 comunidades van a poder firmar el acta y van a poder firmar este protocolo específico de consulta; van a poder acordar las fechas, los lugares, y los temas para la fase informativa, la fase deliberativa, la fase consultiva y la de seguimiento de acuerdos”.

Sin embargo, representantes de comunidades y líderes comunitarios exigieron apegarse a los usos y costumbres de las comunidades mayas del municipio, así como llevar la discusión y diálogo en lengua maya.

El desenlace de esta primera reunión pone en evidencia la falta de trabajo informativo previo realizado por las autoridades competentes para dar a conocer en las comunidades el sentido y los objetivos de la consulta indígena, según declararon participantes quienes admitieron que desconocían en qué consistía el protocolo y los motivos de la reunión.

Ante este planteamiento, varios de los representantes de los pueblos mayas respondieron con una negativa a firmar un protocolo que desconocen y, por el contrario, solicitaron que fuera entregado para su análisis y revisión de la asesoría jurídica

Al encuentro también llegaron representantes de la misión de observación para tomar nota de los acuerdos entre los funcionarios federales y los representantes de los ejidos participantes.

Una de las reclamaciones reiteradas de los mayeros fue la falta de coordinación, la hora de emitir la convocatoria, así como la falta de información, ya que muchos no entendieron bien el motivo de la reunión.

Carlos Pimentel Gutiérrez, cuarto visitador de la Comisión Nacional de Derecho Humanos (CNDH), dio lectura a los acuerdos alcanzados en una acalorada reunión de más de dos horas y media, quedando asentado un plazo de dos meses y medio para la revisión del protocolo y la conformación de los representantes avalados para asambleas ejidales para representar a sus localidades en el proceso de consulta. Será el próximo jueves 30 junio a las 11 de la mañana cuando, los pobladores del municipio de Hopelchén concreten la primera fase de acuerdos previos.

En la mesa del presídium participaron también Agustín Gamundi de Sagrada; Baruch Ivan Yacaman Garcilazo de Cenasica; David Mendoza Gaitán, jefe de departamento de la dirección de participación y consulta de la CDI México

Pedro Armentia López, delegado de CDI Campeche, se comprometió a recorrer las 34 localidades para realizar la entrega de las copias del protocolo para que las comunidades mayas puedan analizarlo y en su caso aprobarlo.

El presidente municipal de Hopelchén, José Ignacio España Novelo, estuvo presente un rato en el proceso.

La diputada María del Carmen Pérez López, quien acudió como representante de la Comisión de Pueblos Indígenas del Congreso del Estado, criticó que no hayan sido convocadas de manera adecuada las comunidades del municipio, al tiempo que desplegaban mantas con las insignias #NoSoyaTransgenica y corrupción.

Una idea generalizada entre los asistentes de los pueblos mayas es la preocupación por las afectaciones que implica el modelo de agricultura industrial por la siembra de soya y los subsidios que benefician a esta práctica, ante precios raquíticos como el de maíz. Expresaron su opinión sobre las afectaciones al medio ambiente y posibles daños a la salud por el uso extensivo de agroquímicos.

http://mayapolitikon.com/consulta-transgenicos-pueblos-mayas-campeche/