Síguenos en Facebook

Indígenas mayas, zapotecos y yaquis exigen a Peña que respete su derecho a la autonomía

Condenan las violaciones a garantías por megaproyectos impuestos en sus comunidades

José Antonio Román

Periódico La Jornada

Lunes 15 de agosto de 2016, p. 15

Representantes de los pueblos maya, zapoteco y yaqui exigieron al presidente Enrique Peña Nieto respeto a su derecho a la autonomía, al libre desarrollo y consulta previa e informada sobre diversos megaproyectos impulsados e impuestos en sus respectivas comunidades.

En un pronunciamiento, surgido de una “reunión histórica” en el municipio de Hopelchén, en el oriente de Campeche, este fin de semana, los pueblos indígenas se manifestaron contra las violaciones a derechos humanos por diversos megaproyectos eólicos, agrícolas o hidráulicos.

Denuncian que a pesar de que históricamente los pueblos indígenas han padecido abusos, discriminación, despojo y violaciones a sus derechos humanos, y de que hoy, la Constitución y el marco legal internacional reconocen sus derechos, hasta el momento las consultas efectuadas en sus territorios ancestrales se han ejecutado sin los procedimientos adecuados.

Incluso advierten que estas consultas “se han llevado a cabo como mero trámite destinado a avalar la realización de los proyectos, sin respetar nuestro derecho a la autodeterminación, sin proporcionarnos la información adecuada, sin respetar nuestros usos y costumbres, criminalizándonos y atacando nuestras autoridades y nuestros líderes”.

Durante el encuentro, los asistentes hablaron de las irregularidades al procedimiento de consulta y afectaciones a su forma de vida que ya están experimentando, en el caso de la tribu yaqui con la construcción del Acueducto Independencia; del pueblo zapoteco, con la instalación de un parque eólico en Juchitán, y los pueblos mayas de Campeche y Yucatán, por el permiso a la empresa Monsanto para la siembra de soya transgénica y la imposición de un modelo de agricultura industrial en la región de Los Chenes, la cual está dañando grandemente los montes y recursos naturales.

En su declaración, los pueblos originarios exigieron la cancelación definitiva de los megaproyectos que les afectan, en particular se anulen los permisos administrativos que fueron otorgados por el Estado mexicano en violación de sus derechos humanos; se respete la autodeterminación y autonomía sobre su decisión de someterse a una consulta; se realicen procesos de consulta de forma previa, libre, informada, culturalmente adecuada, respetando la decisión de las comunidades, y se abstengan de emitir comentarios con el objetivo de influir en la decisión de los pueblos ­consultados.

El texto está firmado por Lucila Bettina Cruz Velázquez, integrante del pueblo zapoteco de Juchitán, Oaxaca; el Consejo Regional Indígena y Popular de Xpujil; Leydy Pech Martín, líder comunitaria del pueblo maya del estado de Campeche; el Comité del Municipio de Tenzbo; Mario Luna Romero, líder del pueblo de Vicam, de la tribu yaqui, y el Colectivo de Semillas Much’ Kanan I’inaj.

http://www.jornada.unam.mx/2016/08/15/politica/015n1pol