Síguenos en Facebook

Los megadiversos exigen apoyos a los megarricos

01 de septiembre de 2016

Los representantes de gobiernos locales de países con alta diversidad biológica claman ayuda para que las selvas permanezcan como los grandes sumideros de carbono.

Agustín del Castillo / Guadalajara.

El club de los megadiversos, integrado de forma protagónica por Indonesia, Brasil, Perú y México, los cuales preservan más de la mitad de las especies vivientes del planeta, le mandó ayer un recado desde la capital mundial del mariachi y el tequila al club de los megarricos -fundamentalmente las grandes naciones del norte, lideradas por Estados Unidos y Alemania-: si quieren selvas conservadas que fortalezcan la resiliencia ante el cambio climático, deben apoyar con más asistencia técnica y financiamiento.

Eso fue en uno de los momentos culminantes de la primera jornada de la II Cumbre de Cambio Climático de las Américas, con delegaciones de 25 países del mundo, que se realiza bajo la presidencia de Jalisco, al tiempo que se desarrolla también la reunión del Grupo de Gobernadores por el Clima y los Bosques, con 29 gobiernos "subnacionales" (estados y provincias) que discuten el modo de generar modelos de desarrollo locales que contribuyan a preservar sus vastas florestas: allí sobrevive un cuarto de los bosques tropicales.

Cornelis M.H., el gobernador de Kalimantan del Oeste, una rica provincia forestal de la gran isla de Borneo, la tercera del mundo en superficie, en el corazón del archipiélago malayo, reclamó: "siempre nos están presionando para la protección de nuestros bosques, pero los países del mundo desarrollado no nos dan apoyos; en Kalimantan estamos trabajando, pero si se quiere cumplir lo que se acordó en Paris y en Copenhague, necesitamos un apoyo [...] es necesario trabajar con nuestros pueblos indígenas, pero en eso, los países son también dubitativos [...] no parecen entender que de eso depende que en 150 años este planeta sea todo verde, porque si no ganamos esa lucha, todos estaremos muertos...".

Por eso, "yo llamo a los países desarrollados a trabajar con nosotros, y que entendamos que el cambio climático no nomás afecta a América, sino que a todos los continentes, y se debe trabajar entre los gobiernos, las comunidades y las empresas, para ir en una dirección", traducían de su inglés de hombre globalizado -sin merma de su ascendencia indígena- las intérpretes, mientras lo escuchaban gobernadores de Perú, Brasil y México, coordinados por Aristóteles Sandoval Díaz, el anfitrión.

El diálogo se tejió en torno a cómo se trabaja en provincias ricas en diversidad biológica pero más o menos olvidadas del progreso; temas como proyectos productivos de bajo impacto ambiental, mercados locales, legalidad plena y marcas comerciales; así hablaron el amazónico gobernante de Rondonia, en Brasil, Confucio Aires Moura; los peruanos Fernando Meléndez Celis, de Loreto, y Alfredo Neyra Alemán, de Piura; el par indonesio de Kalimantan del norte, Iranto Lambrie; y el vecino del jalisciense, Silvano Aureoles, de Michoacán.

Éste último trajo a colación la explosión productiva y de riqueza, pero también de deforestación y estrés para los bosques, que ha generado el modelo aguacate para Michoacán, y su expansión hacia el interior de Jalisco. "No se trata de que detengamos la producción porque esta trae riqueza y oportunidades de desarrollo; se trata de que conciliemos esa opción con la sostenibilidad; nos pasa también con los berries, somos líderes de la producción mundial pero Jalisco está a tiempo de cuidar ese elemento del costo ambiental", le dijo a su anfitrión.

La cumbre arrancó con un ambiente de optimismo, lo que no impidió al secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) mexicano, Rafael Pacciano Alemán, reconocer que los acuerdos alcanzados en la conferencia de partes en París noviembre de 2015 no son suficientes para evitar que el aumento de temperatura planetario sea menor a dos grados centígrados como se han propuesto las Naciones Unidas.

Destacó el sentido de urgencia sobre los acuerdos climáticos, porque si no se extreman los objetivos para lograr que no vaya más allá de grado y medio el aumento promedio de temperatura habrá consecuencias severas para muchas poblaciones, sobre todo las más pobres, esa región intertropical del mundo donde se ubica México y que ha tomado el protagonismo de esta cumbre.

"A mí me parece que lo que escuchamos aquí es sólo una parte de lo que hacen los gobiernos; que son de verdad esquizofrénicos porque esquizofrenia quiere decir conciencia dividida [...] yo tuve una fuerte discusión de esto con el hoy ex presidente Calderón; son los mismos gobiernos los que permiten desarrollos hoteleros de alto impacto y trasvases insustentables entre cuencas, o que permiten que los sectores automotriz y de vivienda marquen el ritmo del crecimiento de las ciudades", comentó escéptico uno de los ecólogos estrella de la región latinomericana, Exequiel Ezcurra, invitado en su calidad de director del Instituto para México y Estados Unidos de la Universidad de California.

Aristóteles Sandoval, que ha asumido un liderazgo ambiental que no impide que su presupuesto ambiental como gobierno siga dramáticamente bajo (menos de 1 por ciento del gasto anual, y algunas décimas del PIB estatal), advirtió que no tomar acciones nos condena: un desplome de 35 por ciento en la generación de riqueza. Un desastre ambiental, económico y social que nadie desea que suceda, "pero los gobiernos caminan arrastrando los pies", añadió irónico Ezcurra.

EL PAPEL DE GOBIERNOS SUBNACIONALES

Los gobiernos nacionales requieren el concurso de los gobiernos sub nacionales, estatales, provinciales y de ciudades si se quiere llegar a esquemas exitosos de reducción de emisiones de gases efecto invernadero a los ritmos que ha establecido el acuerdo de París, dijo la secretaria ejecutiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático, Patricia Espinosa Cantellano, quien se estrena en el alto cargo internacional.

La funcionaria presidió los trabajos de la primera jornada de la II Cumbre de las Américas sobre Cambio Climático; destacó que "solamente hay un tipo de desarrollo posible, que es el sostenible", en el cual es fundamental la responsabilidad de los gobiernos en acciones que son los más ambiciosos que jamás se han planteado para alcanzar comunidades resilientes y el equilibrio o la neutralidad climática. El tema de la ratificación acelerada del acuerdo de París de noviembre pasado podría llevar a que entre en vigor antes de lo estimado, pero será fundamental que en la conferencia de partes 22 de Marrakech, Marruecos se definan reglas y mecanismos para el apoyo que se debe dar a los países en vías de desarrollo.

JALISCO Y CONAFOR APUESTAN POR  BLINDAR REDD+

La Comisión Nacional Forestal (Conafor) y el gobierno de Jalisco firmaron ayer la Iniciativa de Reducción de Emisiones (Ire), que es el marco jurídico para fortalecer el rescate ambiental de las cuencas costeras, la región con la mayor deforestación histórica en el último medio siglo para la entidad.

Este esquema es la aplicación local del mecanismo de Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación Forestal (REDD+) acordado desde la conferencia de partes de Cancún, en 2010, como parte de la lucha mundial contra el cambio climático, toda vez que se ha demostrado que la pérdida de los sumideros de carbono, que alcanza la mitad de los bosques del planeta, genera masivas emisiones de gases de efecto invernadero, de cerca de un tercio del total mundial de emisiones.

La estrategia REDD+ temprana se ha establecido en los estados de Campeche, Yucatán, Quintana Roo, Chiapas y Jalisco, los que registraron la tasa de deforestación más elevada en 2010. Pero la velocidad de la integración de las estrategias locales ha tenido velocidades distintas; mientras Jalisco, Yucatán y Chiapas han dado pasos definitivos y ya tienen las iniciativas firmadas, los otros dos estados peninsulares van más rezagados.

La particularidad del acuerdo de Jalisco es que es el único estado que ha logrado sumar a su sector de fomento rural; la idea es que en el corto plazo se suma la principal entidad federal proveedora de subsidios al campo, y por ende, fundamental en el reto de apoyar proyectos de bajo impacto ambiental: la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa).

"En México, REDD+ se concibe como una política de coordinación interinstitucional e intersectorial, promoviendo de manera simultánea acciones de mitigación y adaptación a través del manejo integral del territorio que promueva el desarrollo rural sustentable bajo en carbono, una convergencia de agenda ambiental y desarrollo", señaló el director de la unidad de asuntos internacionales y fomento financiero - José Francisco Quiroz Acosta, de la Conafor.

Por Jalisco, firmó el gobernador del estado, Aristóteles Sandoval Díaz, en el marco de la II Cumbre de Cambio Climático de las Américas que comenzó ayer en esta ciudad; la firma del organismo federal la estampó su titular, Jorge Rescala Pérez.

http://www.agustindelcastillo.com/2016/09/los-megadiversos-exigen-apoyos-los.html