Síguenos en Facebook

No hay acciones suficientes para reducir gases de efecto invernadero

México genera 1.3 por ciento de las emisiones globales, asegura un estudio

Pendientes de fijar, las condiciones para cumplir la meta de disminución, señala Climate Transparency

El manejo comunitario de bosques puede lograr la deforestación cero: silvicutores

Angélica Enciso L.

Periódico La Jornada

Lunes 19 de septiembre de 2016, p. 36

Aunque México ratificó el Acuerdo de París, aprobado por los países para reducir de forma voluntaria las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), no se han llevado a cabo acciones suficientes para cumplir con los compromisos.

De acuerdo con el estudio Descarbonizando las economías del G-20, presentado por la organización Climate Transparency, en el apartado respectivo se advierte que México aún tiene pendiente fijar las condiciones necesarias para cumplir las metas de reducción de emisiones de GEI, tanto en las que se comprometió en la Ley General de Cambio Climático –en la cual se define una disminución de 30 por ciento en 2020, respecto de las que se emiten actualmente– como en las Contribuciones Nacionales Determinadas, que cada país estableció como base para el Acuerdo de París.

Entre los planteamientos del informe se señala que la matriz energética de México aún es altamente dependiente de los combustibles fósiles, así como que la participación de las energías renovables en electricidad ha llegado a 15 por ciento; en tanto, las proyecciones a 2030 refieren que se estancará entre 13 y 16 por ciento. No obstante, estas perspectivas no consideran la Ley de Transición Energética.

Los expertos señalan que las políticas energéticas no están alineadas con los objetivos de reducción de emisiones a las que el país se comprometió en la legislación nacional y en el citado acuerdo. México genera 1.3 por ciento de las emisiones globales de GEI.

Un hito, el acuerdo

En tanto, el Consejo Civil Mexicano para la Silvicultura Sostenible consideró que el Acuerdo de París marca un hito en la política climática global, pues incluye compromisos de reducción de emisiones de más de 170 países mediante las Contribuciones Nacionales Determinadas.

Se trata, señala, de una inmensa diferencia con el Protocolo de Kioto y otros instrumentos previos, pues incluye de manera explícita el papel de los bosques como elemento fundamental en el combate al cambio climático, y señala la importancia del manejo forestal para la captura, conservación e incremento de los acervos de carbono, señala la organización.

Para cumplir el compromiso que México realizó ante la Organización de Naciones Unidas (ONU) tiene “el inmenso recurso del manejo comunitario de sus bosques, mediante el que se puede lograr una deforestación cero y de una manera muy económica y con grandes beneficios contribuir al logro de sus compromisos de reducción de emisiones, a la vez que promueve la conservación de la biodiversidad, la captura de agua, la conservación de los suelos y el bienestar de las comunidades.

“Es una oportunidad para que México fortalezca a sus instituciones, políticas y leyes relativas al manejo sustentable de sus bosques”, apunta el consejo de silvicultura.

http://www.jornada.unam.mx/2016/09/19/sociedad/036n1soc