Síguenos en Facebook

Valoran territorios conservados por indígenas y comunidades locales

Servindi, 19 de octubre, 2016.- Los territorios conservados por los pueblos indígenas y las comunidades locales fueron especialmente destacados en su extraordinaria y compleja diversidad de valores en un taller internacional que congrega participantes de quince países en Bolivia.

Se trata del Intercambio Regional de Capacitación que se desarrolla en Santiago de Chiquitos, en el departamento de Santa Cruz de la Sierra, del 16 al 21 de octubre. El evento tiene como eje central fortalecer las herramientas de gestión de los territorios y áreas conservadas por pueblos indígenas y comunidades locales, conocidos abreviadamente como TICCA.

El encuentro es organizado por el Consorcio ICCA, la Iniciativa Ecuatorial del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Programa de Pequeñas Donaciones del PNUD del Fondo Mundial para el Medio Ambiente (PPD/PNUD/FMAM). 

En la apertura del evento Carmen Miranda, del Consorcio ICCA, destacó el marco adoptado por la Séptima Conferencia de las Partes del Convenio de Diversidad Biológica (CDB) realizada el 2004.

En dicho evento mundial se adoptó el Programa de Trabajo de las Áreas Protegidas (PTAP o también conocido como PoWPA, derivado del inglés) que valora el esfuerzo de las comunidades locales y sus aportes a la conservación de la diversidad biológica.

Dicha valoración se desprende de las estimaciones de organismos internacionales que indican que aproximadamente dos tercios de las tierras en el mundo están bajo la propiedad y gestión de los pueblos indígenas, y que las mismas mantienen el 80 por ciento de la diversidad biológica del planeta.

Cabe destacar la COP o Conferencia de las Partes es la cumbre de mayor nivel político del Convenio de Biodiversidad Biológica. Es de carácter periódico y en ella se toman las decisiones multilaterales que deben ratificar los gobiernos nacionales.

Importante documento cambia la visión sobre la gestión de las áreas protegidas

La Séptima Conferecia de las Partes del CDB admitió que el sistema mundial existente de áreas protegidas era inadecuado, por que muchas áreas protegidas ya establecidas no cumplen con sus objetivos de conservación de la diversidad biológica y el sistema actual de áreas protegidas es incompleto.

Además, reconoce que la participación de las poblaciones indígenas y las comunidades locales en la creación y administración de áreas protegidas es insuficiente y debe ser corregida.

En esta nueva perspectiva reconoció que la forma tradicional de gestionar las áreas naturales protegidas se debe abrir a la sociedad mediante el Programa de Trabajo de las Áreas Protegidas en las que aparecen temas dinamizadores como: cultura, género, co-manejo, áreas gestionadas por comunidades, áreas privadas, consulta previa, participación y gobernanza, entre otros.

De esta manera y con este nuevo enfoque los TICCA adquieren mayor relavancia pues más de un área protegida se caracteriza por ser el espacio territorial de una comunidad que se mantiene a través del tiempo desde tiempos ancestrales.

Además, la comunidad ejerce mecanismos de gobernanza para su territorio de manera consuetudinaria; y las decisiones y prácticas de gestión se traducen en la conservación de la naturaleza.

Más allá de las tres características mencionadas, existe una amplia variedad de TICCA: territorios y rutas de migración, sitios naturales sagrados, hábitats de animales sagrados, humedales y pesquerías, bosques, entre otros, en los que se gestiona el agua, los recursos forestales y otros ejemplos de comunidades gestoras de áreas naturales.

Importante documento para descarga:

Programa de Trabajo de las Áreas Protegidas del Convenio de Diversidad Biológica (PDF, 37 páginas):