Síguenos en Facebook

La explotación minera pone en riesgo áreas naturales protegidas: activistas

Una amenaza, concesiones entre El Triunfo y La Encrucijada

Angélica Enciso I.

Periódico La Jornada

Viernes 9 de diciembre de 2016, p. 43

Aunque el lunes pasado se anunció el decreto que crea cuatro nuevas áreas naturales protegidas, esto no es un escudo contra las actividades extractivas, como la minería, porque hay zonas que ya están en riesgo por esta explotación, como el caso de La Encrucijada y El Triunfo en Chiapas o la Sierra la Laguna, en Baja California Sur.

En la costa de Chiapas hay 21 concesiones mineras en los municipios de Acacoyagua y Escuintla, ubicados justo entre las reservas de la biosfera El Triunfo y la de La Encrucijada. La realización de estos proyectos mineros tendría graves impactos en los frágiles ecosistemas de estas áreas, llenas de bosques y manglares, “no es cierto que se protege el medio ambiente y se preservan las áreas naturales protegidas”, señaló Luis Rojas Nomura, habitante de Acacoyagua y miembro del Frente Popular en Defensa del Soconusco.

El lunes pasado el presidente Enrique Peña Nieto firmó el decreto de cuatro áreas naturales protegidas que son las reservas de la biosfera del Pacífico mexicano profundo con 57.7 millones de hectáreas, el Caribe mexicano con 5.7 millones, la Sierra de Tamaulipas con 308 mil, y las islas del Pacífico con 1.1 millones.

Juan Bezaury, de The Nature Conservancy, explicó que con la reserva de la biosfera del Pacífico se protegen islas y las aguas de alrededor, donde se alimentan aves y donde pescan cooperativas ejemplares del norte de Baja California. Destacó la conservación del mar profundo del Pacífico, con lo que se protege el conjunto de montañas submarinas más importantes de México.

Precisó que “no hay que olvidar que las metas de Aichi son decretar las áreas naturales protegidas y conservarlas, por lo que debe haber recursos para operar”. También se refirió a que las zonas de salvaguarda son una figura que prevé la ley de hidrocarburos, y en ellas no se puede hacer explotación de estos recursos ya que no son estratégicas para la producción petrolera nacional. Con esta figura se pueden proteger humedales que son sitios protegidos por la normatividad internacional.

Con esta figura se reservaron de la explotación petrolera, la región Selva Lacandona, Plataforma de Yucatán y Caribe, Golfo de California-Península de Baja California-Pacífico Sudcaliforniano y los arrecifes de coral del Golfo de México y el Caribe.

http://www.jornada.unam.mx/2016/12/09/sociedad/043n2soc