Síguenos en Facebook

"La Madre Tierra no es una mercancía. La vida no es un negocio"

Servindi, 7 de diciembre, 2016.- "Los pueblos indígenas manejamos nuestros bosques y territorios, nuestros montes y nuestros ríos y mares, respetando y promoviendo la biodiversidad, con lógicas alejadas de la ´economía verde´ que sólo busca convertir a la Madre Tierra en una mercancía”.

Así lo manifiesta una articulación de pueblos indígenas en el pronunciamiento ¡La vida no es un negocio! difundido el domingo 4 al inaugurarse la Conferencia de las Partes (COP 13) de la Convención sobre la Diversidad Biológica que se realiza en Cancún, México.

Afirman que el patrimonio biocultural que está en juego no tiene precio: es intangible e inconmensurable.

"Tenemos la obligación moral, ética e histórica de continuar con su resguardo y su uso compartido porque está vinculado a los procesos mismos de nuestra vida, procesos que aprendimos de nuestra Madre Tierra y que son fruto del conocimiento ancestral de nuestros pueblos".

Manifiestan que sienten una gran preocupación "por la forma en que se toman las decisiones en la COP 13, porque pueden comprometer los bienes de la naturaleza y poner en riesgo los conocimientos ancestrales que resguardamos".

Cuestionan el impulso del proyecto Reducción de Emisiones de gases de efecto invernadero causadas por la Deforestación y Degradación de los bosques (REDD+) porque evidencia "la falta de voluntad para encontrar soluciones reales al cambio climático".

Al respecto indican que "Los pueblos originarios no somos laboratorios donde puedan experimentarse mecanismos para lograr los objetivos de desarrollo sustentable".

Recalcan que los pueblos indígenas manejamos nuestros bosques, territorios y otros bienes comunes "con lógicas alejadas de la 'economía verde' que sólo busca convertir a la Madre Tierra en una mercancía".

También afirman que "bajo un discurso y un proceso amañados, la Convención por la Diversidad Biológica no nos representa. Une en sus planteamientos una propuesta de desarrollo imparable que es en sí depredadora, con un supuesto deseo de conservar y salvaguardar la biodiversidad. Conocemos ya ese discurso. No les creemos."

Advierten que el Estado mexicano se ha puesto al servicio de las grandes empresas transnacionales y de la llamada “economía verde”.

Participación plena y efectiva

Por su parte, el Foro Indígena Internacional sobre Biodiversidad solicitó a los Estados Partes y al Fondo para el Medio Ambiente establecer mecanismos claros de acceso a los recursos materiales y financieros para la Implementación del Plan Estratégico de Biodiversidad 2011-2020.

En el tema de Movilización de recursos y el mecanismo financiero de la COP13 pidieron "asegurar la participación plena y efectiva de los pueblos indígenas y las comunidades locales, especialmente las mujeres y jóvenes indígenas"

¡La Vida no es un negocio!

Fuente: Con información de Educa: http://educaoaxaca.org/la-minuta/2154-la-madre-tierra-no-es-una-mercanc%C3%ADa-pueblos-ind%C3%ADgenas-en-la-cop13-sobre-biodiversidad.html