Síguenos en Facebook

En sitios patrimonio mundial ocurre 30% de la explotación ilegal de recursos: WWF

Refugios para especies en peligro son amenazados por mineras y constructoras

Angélica Enciso L.

Periódico La Jornada

Martes 2 de mayo de 2017, p. 33

Los sitios naturales catalogados como patrimonio mundial de la humanidad por la Unesco albergan poblaciones de especies extraordinarias de plantas y animales, y a la vez son donde se comete 30 por ciento de la caza, tala y pesca ilegales, señala un informe del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés).

Refiere que en esos sitios se encuentra casi una tercera parte de los 3 mil 890 tigres salvajes que quedan en el mundo y 40 por ciento de todos los elefantes africanos. Asimismo, son el último refugio para especies en grave peligro de extinción como la vaquita marina (la marsopa más pequeña del mundo, especie endémica del Golfo de California en México), así como los rinocerontes de Java en Indonesia. Las actividades ilegales llevan a las especies en peligro al borde de la extinción y amenazan el estilo de vida y el bienestar de las comunidades que dependen de ellas, señala el reporte denominado No está en venta. Detener el comercio ilegal de especies de la lista Cites provenientes de sitios de patrimonio mundial.

El reporte llama a tomar medidas adicionales e inmediatas para detener la preocupante tendencia del comercio ilegal de las especies enlistadas en la Cites (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres) en los lugares con mayor importancia ecológica, incluidos aquellos protegidos por la declaración de la Unesco.

Refiere que los sitios naturales del patrimonio mundial figuran entre los más reconocidos por su valor universal. Sin embargo, muchos son amenazados por actividades industriales dañinas. Se demuestra que los animales y las plantas de estos sitios, muchas veces únicos, también son afectados por la sobrexplotación y el tráfico.

La organización considera que la captura ilegal de especies en estos lugares disminuye sus beneficios sociales y económicos vitales. Detalla que en más de 90 por ciento de ellos se apoyan la recreación y el turismo, además de proporcionar empleos.

Asimismo, agrega, la captura o recolección ilegal altera el ecosistema natural; un ejemplo es que alrededor de 5 por ciento de la población de tigres de Sumatra fue asesinada en 2016, y si la caza furtiva y comercio continúan, los tigres silvestres podrían desaparecer, lo que llevaría a menos incentivos para proteger los bosques y dar lugar a una mayor deforestación a gran escala para establecer plantaciones de palma aceitera.

El informe recomienda una mayor protección y vigilancia en dichas áreas, acompañada de una mayor acción para frenar la demanda ilegal de vida silvestre y sus productos derivados a través de la educación, la implementación y la aplicación de la ley.

La WWF ha encontrado que casi la mitad de todos los lugares declarados patrimonio mundial son amenazados por actividades industriales dañinas como la minería, la extracción de petróleo y gas, y la construcción de infraestructura a gran escala, con millones de personas afectadas.

http://www.jornada.unam.mx/2017/05/02/sociedad/033n1soc