Síguenos en Facebook

Colusión: Conagua-mineras

México SA

Maquilla cifras en Zacatecas

Carlos Fernández-Vega

Reiterado es el discurso oficial en contra de aquel que ose cuestionar a las sagradas instituciones del Estado mexicano. Así es: todo el ácido gubernamental se derrama sobre el rostro de quienes desconfíen de ellas y denuncien maltratos, abusos, corrupción, ineficiencias y mucho más. El poder contra los profanos.

Pero resulta que día tras día se documentan las tropelías y atrocidades cometidas por esas sagradas instituciones, que en la mayoría de los casos nunca están al servicio de los mexicanos, sino de la cúpula político-económica, a la que aseguran o legalizan negocios con bienes de la nación. Y todavía se quejan porque nadie confía en ellas.

En días pasados se documentó en este espacio que por obra y gracia de seis gobiernos neoliberales, los consorcios mineros contaminan aquí y allá, imponen proyectos y perforan en zonas de preservación ecológica, destruyen poblaciones completas, atentan contra el medio ambiente, no contribuyen al erario ni al bienestar de las zonas que explotan y se niegan a retribuir a la nación por la riqueza obtenida y los daños causados. Y por si eso fuera poco, consumen agua en una proporción anual equivalente al de cuando menos 12 millones de mexicanos.

Pues bien, La Jornada Zacatecas ha publicado que la Comisión Nacional del Agua (Conagua) benefició a Peñasquito al relaborar informes sobre la capacidad líquida del acuífero Cedros, en Mazapil, que es la principal fuente de abasto de la minera. Durante el periodo 2007-2009, los números sobre disponibilidad de agua y recarga en Cedros crecieron acorde con las necesidades de la extractora canadiense, que pasó de explotar 10 millones a 32 millones de metros cúbicos anuales tan sólo de este banco (Consultar la nota y los documentos completos).

Se trata, pues, de una institución que descaradamente maquilla cifras para beneficiar a una empresa privada que lucra con los bienes de la nación, con todo y que su obligación legal es salvaguardar el acceso al agua para todos los mexicanos.

Propiedad de la trasnacional canadiense Goldcorp, Peñasquito es, según su información, el mayor productor de oro en México (con dos minas a cielo abierto: Peñasco y Chile Colorado, que contienen oro, plata, plomo y zinc), ubicado en Mazapil, Zacatecas, una de las zonas más paupérrimas de esta depauperada República concesionada.

La Jornada Zacatecas documenta: “El 13 de agosto de 2007 la Conagua publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) que la recarga anual en Cedros era de 10.1 millones de metros cúbicos. Pero el 28 de agosto de 2009 se presentó en el DOF la actualización del estudio, en el cual se describe que la recarga del acuífero subió a 54.5 millones de metros cúbicos. El margen de error entre ambos cálculos es de 540 por ciento. Dentro del segundo informe se precisa que anualmente se encuentran disponibles a concesión 40.3 millones de metros cúbicos de Cedros. La corrección técnica benefició a Peñasquito, dado que hoy día bombea exactamente 40.3 millones de metros cúbicos de este lugar.

De no haberse relaborado el estudio de 2007, los balances demostrarían que Peñasquito sobrexplota el manto con un saldo negativo de -36.6 millones para Cedros, considerando que los productores agropecuarios de la región también utilizaban 4.4 millones de dicho banco en aquel entonces. El amplio margen de error desacredita la confiabilidad de ambos estudios, si se toma en cuenta que los reportes necesitan de la mayor precisión posible, ya que de ellos depende la cantidad líquida asignada o concesionada a los promoventes, dicta la Ley de Aguas Nacionales en su artículo 22.

¿Y quién pagó los informes? “Peñasquito, el principal beneficiario de las equivocaciones técnicas, financió ambos estudios de la Conagua. El primero es reconocido por la minera en 2008, dentro de su segundo manifiesto de impacto ambiental (MIA), con número de folio 32ZA2008M0001, página 177. El estudio consiste en una primera fase del análisis que actualmente se continúa desarrollando en coordinación con la gerencia estatal de la Comisión Nacional del Agua. Los resultados de disponibilidad obtenidos en esta primera fase de análisis del acuífero fueron publicados por la Comisión Nacional del Agua en el Diario Oficial de la Federación del 13 de agosto de 2007”.

La Jornada Zacatecas detalla que “de acuerdo con el DOF, el responsable de los estudios de 2007 y 2009 fue José Luis Luege Tamargo, director de la Conagua durante el periodo 2006-2012, bajo el gobierno de Felipe Calderón Hinojosa; mientras en Zacatecas la jefatura local corrió a cargo del ingeniero José Mario Esparza Villalobos. Hasta la fecha la Conagua no cuenta con una investigación propia que corrobore los números afirmados por Peñasquito en torno a la disponibilidad de líquido en Cedros”.

Algunos acuíferos vecinos, como El Cardito y Camacho, son de proporciones similares a Cedros, pero sus niveles de recarga apenas registran los 12.1 y 3.8 millones, respectivamente. La minera canadiense utiliza además 9.6 millones del manto Guadalupe Garzarón, por lo que en total explota 49.9 millones de metros cúbicos anuales, cantidad suficiente para abastecer de agua potable a los habitantes de Mazapil durante medio siglo.

Y después se quejan por los cuestionamientos.

Twitter: @cafevega

D.R. cfvmexico_sa@hotmail.com

http://www.jornada.unam.mx/2017/05/23/opinion/024o1eco