Síguenos en Facebook

Activistas exponen a Angela Merkel problemas de derechos humanos

Corrupción, impunidad y militarización, otros temas

Fernando Camacho Servín

Periódico La Jornada
Domingo 11 de junio de 2017, p. 5

Diversas organizaciones de la sociedad civil se reunieron ayer con la canciller alemana Angela Merkel para externar sus preocupaciones respecto de temas como la impunidad, la corrupción y violaciones a derechos humanos.

En el encuentro –de carácter privado– estuvieron presentes miembros de seis colectivos, quienes expusieron a Merkel cuáles son algunos de los principales problemas del país y la forma en que éstos impactan a las garantías individuales, afirmó Abel Barrera, director del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan.

Uno de los temas que las organizaciones enfatizaron es el de la corrupción, un problema añejo y acendrado que afecta todos los aspectos de la vida de los mexicanos, y frente al cual las autoridades siguen actuando con leyes e instituciones, pero sin que éstas generen cambios verdaderos más allá del discurso, indicó el antropólogo en entrevista.

De la mano de la corrupción está la impunidad, fenómeno presente de manera transversal en toda la historia del país, que ha enviado a los delincuentes el mensaje de que no van a ser castigados por cometer delitos o violaciones graves de derechos humanos.

Los activistas también pusieron sobre la mesa el asunto de la colusión entre los grupos del crimen organizado y los organismos de seguridad supuestamente encargados de combatirlos, pues subrayaron que esta inercia debilita a las instituciones y expone a los ciudadanos.

Otro asunto que señalaron a la canciller alemana fue el de las consecuencias nefastas de la militarización de la seguridad pública, que sólo multiplicó los casos de violaciones graves a los derechos humanos y ha servido para postergar el trabajo de depurar a los cuerpos policiacos y establecer contrapesos civiles al poder de las fuerzas armadas.

En la reunión también se abordó la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa –caso en el que Alemania ya había ofrecido su apoyo al gobierno mexicano–, y la extrema vulnerabilidad en la que realizan su trabajo los periodistas y defensores de derechos humanos.

Merkel hizo comentarios de que le preocupa de verdad el clima de violencia e inseguridad en México. Estos temas seguirán aflorando en el discurso del gobierno, pero mientras no aterricen en políticas y mecanismos concretos, todo va a quedar diluido, lamentó Barrera.

http://www.jornada.unam.mx/2017/06/11/politica/005n2pol