Síguenos en Facebook

Megaproyectos en zonas indígenas provocan conflictos sociales: ONU

Preocupa el modelo de desarrollo: Jarab

Víctor Ballinas

Periódico La Jornada
Jueves 1º de junio de 2017, p. 15

En el conversatorio El derecho a la consulta de los pueblos y comunidades indígenas en México, Jan Jarab, representante del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh), expresó su preocupación por el actual modelo de desarrollo, que está basado en dar concesiones por proyectos, megaproyectos o proyectos extractivos en territorios indígenas, vinculados con muchas violaciones a los derechos humanos.

Al participar en la reunión, realizada en el Senado, Jarab precisó: Hay miles de concesiones otorgadas en territorios indígenas, muchas veces sin consulta o consentimiento de ellos, lo que lleva a un conflicto social entre las comunidades, y también interno.

Hizo notar que en toda América Latina los defensores de derechos humanos de los pueblos indígenas, los defensores de la tierra, son los más amenazados y hemos visto en varios países de la región, incluso en México, asesinatos de defensores de derechos humanos indígenas.

Jan Jarab resaltó que no se puede organizar, o no es correcto, una consulta que sólo sirva para ratificar lo que ya se decidió llevar a cabo, es decir, un proyecto o megaproyecto, utilizando a los representantes de las comunidades que están a favor de esas construcciones y estigmatizando a los que se oponen, a quienes defienden sus tierras”.

En su intervención el representante de la Acnudh subrayó: Sin duda, la reforma energética, con su impacto enorme en las comunidades indígenas, hubiera sido correcto someterla a consulta libre, previa e informada con los pueblos indígenas.

La presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Senado, la perredista Angélica de la Peña, urgió impulsar una ley para defender el derecho a la consulta y al consentimiento libre y previo de los pueblos indígenas, ante las graves violaciones de derechos humanos que padecen por la imposición de megaproyectos en comunidades y pueblos indígenas a raíz de la reforma energética.

En su intervención, De la Peña apunto la necesidad de continuar con el debate en el país, entre organizaciones y especialistas sobre el derecho a la consulta y al consentimiento libre previo e informado de los pueblos indígenas, para alertar sobre las afectaciones de esos megaproyectos, los cuales constituyen una grave violación a sus derechos humanos.

La perredista dijo que el país debe transitar hacia la evolución de la producción de energías sanas que sustituyan el uso de productos que derivan del petróleo, y además se debe hacer un llamado para que los megaproyectos no constituyan violaciones a los derechos humanos de comunidades y pueblos.

La directora del Proyecto de Derechos Humanos, Económicos, Sociales y Culturales, Alejandra Ancheita, señaló que el diálogo debe incluir a los pueblos indígenas siguiendo las mejores prácticas, asegurando que la consulta se realice antes que el inicio de obra de cualquier proyecto y además siguiendo las mejores prácticas que aseguren que ésta sea libre e informada de acuerdo a estándares internacionales.

http://www.jornada.unam.mx/2017/06/01/politica/015n2pol