Síguenos en Facebook

Siembra de aguacate causa grave pérdida de bosques en Michoacán

Complicaciones ambientales serán severas si no se toman medidas: secretario estatal

Más de 20 mil hectáreas forestales se sacrifican al año para convertirlas en huertos frutales

Con el cambio de uso de suelo, desaparecen zonas de captación de agua y mantos acuíferos

Ernesto Martínez

Corresponsal

Periódico La Jornada
Sábado 27 de mayo de 2017, p. 23

Morelia, Mich.

El secretario estatal de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Cambio Climático, Ricardo Luna García, alertó que al año se pierden más de 20 mil hectáreas forestales de 2.5 millones que existen en Michoacán, por modificaciones en el uso de suelo para la siembra de aguacate.

Sostuvo que los mantos acuíferos de la entidad se han debilitado porque el monocultivo de aguacate requiere de mucha agua, por lo que este año han sido desmanteladas 250 huertas de esta fruta en los municipios de Uruapan, Tacámbaro, Villa Madero, Morelia y Zitácuaro, y una de durazno en Pátzcuaro.

En Michoacán 120 mil hectáreas cultivadas de aguacate están regularizadas, pero 40 mil más son irregulares. Además, 40 por ciento de los incendios en bosques de la entidad fueron provocados para establecer huertas del fruto verde, ampliar zonas urbanas de pastoreo y la agricultura tradicional, mencionó.

Protestan productores

Al respecto, Juan Ixtláhuac Orihuela, diputado federal priísta, despotricó contra Luna García por haber desmantelado una huerta irregular en Zitácuaro, propiedad del ex diputado federal Jaime Vázquez Aguilar, cercano a familiares de Ascensión Orihuela Bárcenas, ex aspirante a la gubernatura.

Incluso, la legisladora local del partido tricolor, Xóchitl Ruiz González, declaró que Ricardo Luna debe comparecer ante el Congreso local para explicar lo que ocurre contra algunos productores michoacanos.

Hemos establecido acuerdos con dueños del bosque para decretar zonas protegidas, porque se están perdiendo zonas de captación de agua y mantos acuíferos importantes; de no tomarse medidas necesarias, la situación será crítica, manifestó Luna García.

El funcionario afirmó que los operativos para desmantelar huertas ilegales van a continuar por todo el territorio del estado, pero estamos abiertos a trabajar con aquellos productores que están dispuestos a poner de su parte para recuperar los bosques y evitar complicaciones ambientales.

Según estudios de las universidades Nacional Autónoma de México y Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, en las regiones de la Meseta Purépecha, la Cañada de los Once Pueblos, la ribera de los lagos de Pátzcuaro y la zona serrana han perdido 60 por ciento de zona boscosa.

Incluso en municipios como Charapan, Cherán, Los Reyes, Nahuatzen, Nuevo San Juan Parangaricutiro, Paracho, Peribán, Tancítaro, Tingambato, Uruapan y Ziracuaretiro se han devastado importantes áreas de captación de agua para convertirlos en sembradíos de aguacate, lo que ya provocó escasez de agua.

Los mismos estudios señalaron que en Michoacán, en 1930 había sembradas dos mil hectáreas de aguacate; en 1970 eran 20 mil; en 2000 se elevó a 100 mil, y en 2010, a 151 mil, según la Secretaría de Economía federal. Se estima que actualmente hay al menos 165 mil hectáreas.

En febrero pasado, la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación refirió que el aguacate mexicano era uno de los principales invitados a la edición 51 del Súper Tazón, donde se enfrentan los dos mejores equipos de futbol americano de los Estados Unidos.

Detalló que las exportaciones mexicanas de aguacate a los Estados Unidos habían alcanzado, de enero a noviembre de 2016, 711 mil 766 toneladas, con un valor estimado en mil 610 millones de dólares.

México es el principal productor de aguacate en el mundo y las cinco principales entidades productoras hasta noviembre de 2016 eran Michoacán, con un millón 336 mil toneladas; Jalisco, 110 mil; estado de México, 96 mil; Nayarit, 32 mil, y Morelos, 31 mil, emitió en un comunicado.

http://www.jornada.unam.mx/2017/05/27/estados/023n1est