Síguenos en Facebook

UNAM e Iteso respaldan propuesta otomí para autopista Naucalpan-Toluca

Es respetuosa del ambiente y financieramente viable

José Antonio Román

Periódico La Jornada
Jueves 13 de julio de 2017, p. 31

La propuesta de un nuevo trazo de la carretera privada Naucalpan-Toluca, presentada al gobierno del estado de México por la comunidad otomí de San Francisco Xochicuautla, en el municipio de Lerma, es técnica y financieramente viable, además de respetuosa del medio ambiente, aseguró un grupo de académicos e investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (Iteso).

En su análisis, señalan que la propuesta de la comunidad, elaborada con el apoyo de un equipo multidisciplinario de espe-cialistas y asesores privados, incluye la construcción de cuatro puentes y cuatro túneles ubicados en el tramo que va del kilómetro 14 al 18 del proyecto original, en la que también son respetados trazos, niveles y pendientes originales.

El trazo de la autopista es de 39 kilómetros, la parte de Xochicuautla abarca cuatro, que van del 14 al 18, en los cuales la construcción –a cargo de Teya, filial del Grupo Higa, empresa vinculada al escándalo de la Casa Blanca– causa división entre la comunidad y sus tierras sagradas, sobre todo porque la autopista es un espacio completamente cercado.

Diversas comunidades otomís y mazahuas, encabezadas por San Francisco Xochicuautla, llevan más de 10 años de lucha en contra del proyecto y en defensa de su territorio, donde han ganado diversos amparos, e incluso la Comisión Nacional de Derechos Humandos emitió una recomendación a diversas instancias federales y estatales, acusando que no fue respetado el derecho de la comunidad a una consulta libre e informada sobre el proyecto carretero.

Octavio Rosas Landa Ramos, de la Facultad de Economía de la UNAM, señaló que el proyecto presentado pretende evitar aislar a la comunidad de Xochicuautla de su montaña y lugar sagrado, además de que la alternativa fue elaborado por expertos, cuidando la viabilidad de la obra, pero también el respeto a la tierra, el medio ambiente y la forma de vivir de la comunidad.

En tanto, David Vargas del Río, geógrafo e investigador del Iteso, señaló que el grupo revisó cuidadosamente el documento con los nuevos trazos y concluimos que es una propuesta viable, no tiene problema de construcción.

Dijo que aun cuando puede resultar más cara, es necesario considerar otros valores que no se están cuantificando, como la cultura, la importancia de la organización y de la comunidad. No sólo por ello es más viable la propuesta comunitaria, los terraplenes propuestos en el proyecto original pueden causar deslaves y accidentes, agregó Vargas.

Hugo Briseño García, ingeniero y asesor técnico de la comunidad indígena, explicó que la propuesta de túneles y puentes permitiría tanto a la comunidad como a la vida silvestre seguir teniendo acceso y no perder la comunicación con el bosque.

Y aunque señaló que la proyecto implicaría un incremento del costo, dijo que dicho aumento se calcula en menos de seis por ciento del gasto total. No consideramos que sea excesivo para los beneficios que se pueden obtener de esta propuesta, afirmó.

http://www.jornada.unam.mx/2017/07/13/sociedad/031n2soc