Síguenos en Facebook

Puebla: sin consulta a pueblos originarios GESA reinicia hidroeléctrica en ecosistema de Río Zempoala

Redacción Desinformémonos

31 julio 2017 

Xochitlán de Vicente Suárez, Puebla I Desinformémonos I La empresa Generadora de Energía Eléctrica San Antonio (GESA) reactivó ante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) el proyecto para construir una hidroeléctrica en los ríos Zempoala y Ateno en cinco municipios de la Sierra Norte de Puebla, de los que al menos dos se han declarado, a través de sus cabildos, como “libres de megaproyectos”.

El  8 de enero de 2016, la Semarnat dejó sin efectos el permiso ambiental que el corporativo tenía para preparar el sitio y construir una hidroeléctrica debiendo existir una previa consulta a los pobladores indígenas de la región en términos del Convenio 169 de la OIT.  Sin embargo, haciendo caso omiso,  GESA inició un nuevo trámite ante la Dirección General de Impacto Ambiental. 

Según GESA, la obra “tendrá impactos positivos en la región” y no se encuentra dentro de ningún Área de Protección de Recursos Naturales, aunque omite decir que el 90 por ciento de las 19 hectáreas que abarcará deberán ser taladas y están ubicadas en una “región rica en especies endémicas y apta para la conservación” incluida la Región Terrestre Prioritaria 105. “Un ecosistema único”, según la Comisión Nacional de la Biodiversidad (Conabio).

Por considerar que el proyecto hidroeléctrico San Antonio, recientemente reactivado por la empresa GESA, desintegrará a la comunidad y es una amenaza de muerte para el bosque mesófilo de montaña, pobladores de Xochitlán formaron la Brigada de Defensa del Territorio Xochiteco y rechazan cualquier negociación con el corporativo.

La población de Xochitlán que integra la brigada de defensa, señalan que la empresa GESA miente al asegurar que traerá beneficio y efectos positivos a las comunidades, “por el contrario, es una amenaza de muerte al bosque mesófilo de montaña, ecosistema prioritario reconocido por su alta biodiversidad y el más amenazado del planeta” y añaden que la generadora de energía que pretenden construir en los ríos Zempoala y Ateno solo servirá a la industria minera. 

En un comunicado emitido recientemente, la Brigada anunció que se propone difundir y denunciar esta “ofensiva” en contra del pueblo xochiteco y su medio ambiente; refutar científica y legalmente los argumentos de la empresa de que los impactos serán positivos; informar, formar y fortalecer a las poblaciones y defender el territorio. “No habrá hidroeléctrica en el territorio xochiteco y no hay negociación alguna al respecto”, apuntaron.

En el pronunciamiento señalan que GESA afirmó que cuenta con “todas las autorizaciones” cuando apenas está tramitando los permisos ambientales y no ha demostrado sobre todo cuando consultó a los pueblos originarios y preguntan ¿cuándo los pueblos de los municipios, propietarios legales y originarios del territorio hemos dado autorización?”. 

De acuerdo con el expediente 21PU2017E0058 que se encuentra en evaluación del sector, el pasado 21 de julio, la empresa sometió a la Semarnat otra Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) para la instalación de una generadora de energía en los municipios de Xochitlán de Vicente Suárez,  Zapotitlán de Méndez, Atlequizayan, Zoquiapan y Nauzontla, estos dos últimos declarados libres de proyectos extractivos e hidroenergéticos por sus ayuntamientos.

El proyecto enfrenta el rechazo de los habitantes de los cinco municipios involucrados, de los que al menos dos se han declarado –a través de sus cabildos como libres de proyectos de muerte-. Pero además han denunciado que no fueron consultados para la realización de la hidroeléctrica.

Además de Xochitlán, el proyecto de GESA enfrenta la oposición de los habitantes de Nauzontla, Atlequizayan, Zapotitlán y Zoquiapan. Entre las manifestaciones que ha habido en ese sentido están incluidas las declaraciones de los cabildos de Zoquiapan y Nauzontla que han declarado a los territorios municipales como libres de megaproyectos.

Denuncian también que a pesar de no contar con permisos, la empresas ha continuado negociaciones para la compra de terrenos afectados, ha hecho perforaciones en el punto en que convergen los municipios de Zapotitlán y Xochitlán denominado Atemonamiqui, un cañón del río Zempoala, actividades que han sido consideradas por las comunidades como “una provocación”.

Para la construcción de una brecha del proyecto hidroeléctrico San Antonio, la empresa GESA afectará las especies del bosque mesófilo de montaña –ecosistema del que queda menos de 1 por ciento en el país-, en los dos kilómetros de longitud que separan a la Poza Verde del Río Zempoala, denunciaron pobladores.

Con información de Municipios Puebla 

https://desinformemonos.org/puebla-sin-consulta-pueblos-originarios-gesa-reinicia-hidroelectrica-ecosistema-rio-zempoala/

 

Fuente: 
Desinformémonos