Síguenos en Facebook

Habitantes de Unión Hidalgo se oponen a la instalación de parque eólico en el Istmo

La compañía francesa EDF invertirá mil 400 millones de dólares en el proyecto

Fernando Camacho Servín

Periódico La Jornada
Domingo 6 de agosto de 2017, p. 14

Una empresa trasnacional de capital francés pretende instalar un parque eólico con casi 100 aerogeneradores en la comunidad oaxaqueña de Unión Hidalgo, en la zona del Istmo de Tehuantepec, sin haber realizado antes una consulta previa, libre e informada con los habitantes, denunciaron opositores al megaproyecto.

Juan Antonio López, abogado de la organización Proyecto de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (ProDesc), explicó en entrevista con La Jornada que en diciembre de 2016, el presidente municipal de Unión Hidalgo, Wilson Sánchez Chévez, anunció con bombo y platillo que se iba a construir en la comunidad un parque eólico a cargo de la compañía francesa EDF, cuya filial en México es Eólica de Oaxaca.

Medios informativos locales consignaron que el alcalde había anunciado que la empresa invertiría mil 400 millones de dólares en dicho proyecto, por lo que pidió garantizar la tranquilidad y la paz social de los ciudadanos e inversionistas, para que las empresas eólicas se continúen instalando en la zona.

Sin embargo, un grupo de pobladores se inconformó al saber que las autoridades municipales ya habían dado su aval para la construcción del parque eólico –que contaría con 96 aerogeneradores, cada uno con capacidad de generar 2 mil 625 megawatts–, sin que antes se hubiera informado al pueblo y se realizara una consulta para pedirle su autorización.

Por tal razón, interpusieron un amparo con la firma de 700 habitantes de Unión Hidalgo para exigir la cancelación de la obra y la realización de una consulta verdaderamente previa, libre, informada, de buena fe y culturalmente adecuada.

Luego de ese primer amparo, indicó López, se han interpuesto 42 más, ya que la comunidad indígena zapoteca se enteró de que la Comisión Reguladora de Energía ya le había dado su autorización a Eólica de Oaxaca para iniciar la construcción del parque en diciembre de este año.

El coordinador de justicia trasnacional de ProDesc recordó que en Unión Hidalgo, hace cuatro años, ya se instaló otro megaproyecto de este mismo tipo, a cargo de Desarrollos Eólicos Mexicanos –filial de la empresa española Renovalia Energy–, el cual también hizo caso omiso a la obligación de consultar a los habitantes.

La propia EDF ya instaló dos parques en las comunidades vecinas de La Venta y Santo Domingo Ingenio, donde la policía estatal ha detenido a miembros de grupos opositores. Por todo ello, agregó López, existe el temor de que se imponga nuevamente un desarrollo eólico mediante la fuerza.

De acuerdo con ProDesc, los más de 20 parques de aerogeneradores que se han instalado en la región del Istmo de Tehuantepec –12 de ellos tan sólo en el municipio de Juchitán– han causado diversas afectaciones en los lugares donde se asientan, entre ellas la generación de altos niveles de ruido y derrames de aceite que dejan inservible la tierra.

Además, cada aerogenerador tiene cimientos de concreto de entre 5 y 10 metros de profundidad, que afectan las corrientes subterráneas de agua, y provocan un efecto de compactaciónde la tierra, que perjudica su capacidad de producción agrícola.

Con tal de atraer más inversión extranjera, afirmó López, el gobierno de Oaxaca sigue dando concesiones para parques eólicos, anteponiendo los intereses de las empresas a los de la gente, en una captura corporativa del Estado.

http://www.jornada.unam.mx/2017/08/06/politica/014n1pol

 

 

Fuente: 
La jornada
Categoría: