Síguenos en Facebook

Nula atención de la CNDH a quejas sobre asuntos ambientales, señala el Cemda

Pasó tiempo razonable y el organismo ni indaga ni emite fallos, dice

Angélica Enciso

Periódico La Jornada
Lunes 25 de septiembre de 2017, p. 27

Falta de diligencia, deficiencias y ausencia de resoluciones por parte de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) en quejas relacionadas con el derecho al medio ambiente sano, señaló el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda) en una carta enviada al consejo consultivo del organismo.

Explicó que se reunieron el 3 de abril y el 8 de septiembre con el ombudsman y con el sexto visitador del organismo, ante quienes plantearon lo anterior y pusieron ejemplos de la falta de resultados en quejas relacionadas con calidad del aire y proyectos de infraestructura.

Refirió que se expuso que la CNDH no ha agotado todos los medios a su alcance en la investigación de la querellas, ni determinado una resolución en las mismas, a pesar de haber transcurrido un plazo razonable, y en algunos casos ha determinado concluirlas utilizando interpretaciones restrictivas en contravención del principio pro persona.

Una de las quejas, presentada por el Cemda en abril de 2013, es por la mala calidad del aire, en la cual se alegan violaciones al derecho a una atmósfera limpia, libre de contaminantes que afectan la salud de las personas que habitan las zonas urbanas, pues en México los límites de concentración de la mayoría de los contaminantes son superiores a los establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En la misma situación se encuentra la reclamación presentada el 14 de febrero de 2014, por el caso del proyecto hidroeléctrico Las Cruces, prevista en Nayarit, y plan de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), pues viola los derechos –humanos colectivos– a la autonomía, el territorio y la consulta previa, libre e informada de las comunidades indígenas de Rosamorada, Ruiz, El Nayar y Acaponeta.

Otros casos son el de Jalancingo, querella presentada por comunidades campesinas del municipio referido en Veracruz y de la demarcación de Hueytamalco, Puebla, por violaciones derivadas de la construcción de mini plantas hidroeléctricas e infraestructura secundaria asociada, que afectan a los ríos Jalacingo y Nixtamalapa.

Una queja más procede de Tabasco, donde se denunciaron daños por actividades de exploración, extracción, refinación, transporte, distribución, almacenamiento y comercialización de hidrocarburos por parte de Petróleos Mexicanos y de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, entre otras autoridades responsables.

Asimismo, otra en Zongolica, Veracruz, y el caso del programa Masagro donde un convenio entre la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación y el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo, consideran vulnerados los derechos colectivos de las comunidades.

http://www.jornada.unam.mx/2017/09/25/politica/027n2pol

 

 

Fuente: 
La Jornada