Síguenos en Facebook

Publicaciones del CECCAM

Treinta años de transgénicos en México

En este documento del Centro de Estudios para el Cambio en el Campo Mexicano (Ceccam) hemos intentado reunir, por primera vez, los resultados más destacados al hacer el trabajo de indagar cuál ha sido, hasta el momento, el avance de los organismos genéticamente modificados (OGM) o transgénicos en México, a través de la localización geográfica de los sitios donde diversas instituciones y empresas han solicitado al gobierno mexicano la liberación de este tipo de cultivos al ambiente, con o sin ninguna medida de control.  

 

Minería y areas de conservación oficiales en el estado de Chiapas

Áreas de conservación oficiales

Hasta diciembre de 2016 el estado de Chiapas contaba con más de 2.2 millones de hectáreas como zonas elegibles para pagos por servicios ambientales (PSA) hidrológicos y para la conservación de la biodiversidad. Por otra parte, 19 de las 181 áreas naturales protegidas (ANP) que han sido decretadas hasta diciembre de 2016 se encuentran dentro del estado de Chiapas, en una superficie aproximada de 1.1 millones de hectáreas. Poco más de la mitad de las ANP en Chiapas (aproximadamente el 52%) son al mismo tiempo propiedad social (ejidos y comunidades agrarias). Cuatro áreas naturales protegidas: Volcán Tacaná, El Triunfo, La Encrucijada y, finalmente, Playa de Puerto Arista han quedado en riesgo por las actividades mineras, ya que distintas porciones de los territorios que abarcan están siendo invadidas por más de 39 mil hectáreas de concesiones mineras.

Concesiones mineras

Datos oficiales válidos hasta diciembre de 2016 indican que el estado de Chiapas cuenta con 84 concesiones para la exploración y explotación de minerales metálicos y no metálicos. La superficie total que abarcan los territorios que han sido concesionados en el estado a la industria minera suman casi 800 mil hectáreas.

Específicamente el municipio de Chicomuselo tiene trece concesiones mineras vigentes: nueve otorgadas a Tristán Canales Reyna, una para Compañía Mexicana de Suministros y Minerales S.A. de C.V., una concesión para Oscar Jesús Hidalgo Ruiz y Socios, otra más para la empresa Antenmov S.A. de C.V. y una última concesión que tiene como titular a Álvaro Martínez Ríos. Dentro de los minerales que están siendo explotados en el estado de Chiapas destacan el oro, plata, zinc, plomo, cobre, titanio, fierro y diversos materiales para industria de la construcción, además de un mineral llamado barita (tambien conocido como baritina), el cual tiene múltiples usos, como la industria petrolera, la industria automotriz e incluso la medicina. Diversos reportes señalan que en Chicomuselo se encuentra la mayor mina de barita del mundo.

 

Mapa de concesiones mineras Concesiones mineras, parques eólicos y áreas de conservación en el estado de Oaxaca

Concesiones mineras

Del total de 742 mil hectáreas que han sido concesionadas para minería en el estado de Oaxaca, aproximadamente el 80% son propiedad social. Oaxaca ocupa el quinto lugar entre los estados más grandes de la República Mexicana, mientras que el 78% de superficie es propiedad social (ejidos y comunidades agrarias).

Hasta diciembre del año 2016 existían 323 concesiones vigentes en el estado; esta es una cifra que ha ido en aumento en los últimos años. La mayoría de los permisos son para extraer minerales como el oro, plata, cobre, plomo, zinc, barita, mercurio, titanio, hierro, cadmio, sal, yeso, entre otros.

Areas de conservación

Dos áreas naturales protegidas de Oaxaca están invadidas por concesiones minera: el Área de protección de Flora y Fauna Santo Domingo Tonalá y San Marcos Arteaga, y el Santuario Santa María Tonameca (Playa Escobilla).

Hasta febrero de 2017 había en México 377 áreas de conservación voluntarias, de las cuales, 138 se encuentran en Oaxaca; 24 de ellas se intersectan con territorios concesionados para actividades mineras.

 

Offizieller Naturschutz und Extraktivismus in Mexiko

Mit der Energiereform von 2014 versprach die mexikanische Regierung der Bevölkerung eine großartige Zukunft. Mehr Entwicklung, mehr wirtschaftliches Wachstum, mehr gesellschaftlicher Wohlstand, sinkende Strom- und Benzinpreise. Zwei Jahre nach der Verabschiedung der Reform im August 2014 ist von den Versprechungen in der Realität nicht viel zu bemerken. Statt Entwicklung und Fortschritt zeigen sich bisher vor allem die negativen Seiten der Energiereform für konkrete Bevölkerungsschichten: Es sind die indigenen und kleinbäuerlichen Territorien, oft in der Form der Ejidos und Agrargemeinden, die unter den sozialen und ökologischen Konsequenzen der verschiedenen Reformen und damit einhergehenden Großprojekte zu leiden haben. Es ist die Absicht des vorliegenden Dokumentes, dies anhand der verschiedenen Karten anschaulich aufzuzeigen. Gleichzeitig wird durch das Kartenmaterial auf den Widerspruch hingewiesen, der zwischen der Vielzahl der extraktiven Projekte sowie der offiziellen, Ejidos und Agrargemeinden gleichfalls oft einschränkenden Naturschutzpolitik besteht.  

Las promesas del gobierno de México ante la COP 21 y sus impactos en los pueblos indigenas y comunidades campesinas

El gobierno de México sometió a la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas frente al Cambio Climá co (COP 21) que se celebra en París, entre el 30 de noviembre y el 11 de diciembre del 2015, sus intenciones de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero que México debería alcanzar en el año 2030 y hasta 2050. El gobierno de México, como muchos otros reunidos en la COP 21 en París proponen falsas soluciones al problema real de la crisis climática. Las llamadas “energías limpias”, no son tales si consideramos el caudal de destrucción y conflictos sociales que las acompañan.

México: efectos de las políticas de conservación frente a la crisis climática para las comunidades indígenas y campesinas

Los pueblos indígenas y los campesinos cumplen un papel fundamental en la conservación de los bienes naturales que se encuentran en sus territorios, y que frente a la crisis climática del planeta adquieren cada vez mayor importancia. Las políticas de conservación y para la mitigación de la crisis climática, entre ellas el establecimiento de áreas naturales protegidas, la captura de carbono y de agua, los proyectos de Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación forestal (REDD+), se llevan a cabo en México, principalmente en los territorios indígenas y campesinos; sin embargo, a través de ellas, el gobierno mexicano enajena el control de esos territorios a sus legítimos dueños y poseedores.

La Nueva servidumbre agraria y la resistencia indígena y campesina

El presente desarrollo de los procesos de subordinación del territorio nacional a las actividades extractivas plantea no sólo la denuncia de los proyectos y programas que provocan los graves daños sociales y ambientales en nuestro país, sino la necesidad de contribuir a la discusión sobre cómo actualizar las herramientas de defensa para enfrentar dichos agravios.

Ante la alerta social desencadenada por la llamada Reforma Energética, cientos de pueblos originarios han emprendido un conjunto de acciones por su legítimo derecho a rechazar los miles de proyectos que ponen en riesgo la vida de las personas que habitan el campo, pero también las ciudades. Es con base en esta renovada problemática, que el Ceccam presenta el libro “La nueva servidumbre agraria y la resistencia indígena y campesina”, un trabajo donde, a través de un conjunto de ensayos, se exponen algunas de las características que poseen las recientes políticas gubernamentales en materia energética y de explotación de los recursos naturales, así como diversas estrategias de resistencia campesina que están siendo experimentadas e implementadas en México, tales como las labores enfocadas a la visibilización de los conflictos, la movilización social, la discusión y el posicionamiento sobre las posibilidades que ofrecen distintas herramientas jurídicas, entre otros aspectos.

 

El Gasoducto El Encino-Topolobampo

El derecho a la consulta a los rarámuri

En los últimos años, en la Sierra Tarahumara del estado de Chihuahua se incrementaron –sin consulta– las obras de infraestructura para el turismo. Entre ellas, la construcción del Parque de Aventuras con teleférico y dos tirolesas, y el aeropuerto regional Barrancas del Cobre, en Creel. Además, se pretende vender tierras de la reserva territorial del Gobierno del Estado –actualmente en litigio– a un alto costo, para la construcción de hoteles. En este contexto se desarrolló otro mega-proyecto: el gasoducto El Encino–Topolobampo (2014- 2015), el cual afectó varios municipios de la Sierra Tarahumara, donde se asienta población rarámuri. 

 

Descarga en PDF para su consulta

Memoria del Encuentro: Crisis Climática y Defensa de los Territorios Indígenas y Campesinos

En el encuentro “Crisis Climática y Defensa de los Territorios Indígenas y Campesinos”, realizado los días 28 y 29 de octubre de 2015, se dieron cita setenta y siete organizaciones, representantes indígenas, organizaciones campesinas y colectivos de catorce estados de la República Mexicana, con la finalidad de exponer: el impacto que ha tenido a lo largo de todo el país la implementación de diversos programas de conservación oficiales (en el contexto de la crisis climática); la enorme cantidad de proyectos extractivistas (minería, exploración y explotación petrolera, gasoductos, presas minihídricas, etc. al interior de los territorios indígenas y campesinos e, incluso, dentro de las áreas que el gobierno federal destina a la conservación); así como algunas de las estrategias que los propios pueblos han logrado construir para la defensa de sus formas de vida.

Compartimos aquí la versión digital de la memoria del encuentro “Crisis Climática y Defensa de los Territorios Indígenas y Campesinos”, que incluye la “Declaración de Santa Úrsula Xitla. En defensa de nuestros territorios y nuestra autonomía”, un documento que integra el posicionamiento de las comunidades asistentes al evento, frente a las problemáticas y la contradicción entre la conservación oficial y el extractivismo en México.

Chimalapas: La defensa del territorio y de los bienes naturales como un factor de identidad indígena

En este estudio de caso Miguel Ángel García Aguirre presenta una recepción crítica de las propuestas oficiales de conservación que operan al interior de la región de Los Chimalapas, en Oaxaca, México, así como una narrativa del posicionamiento y la lucha que históricamente han dado las comunidades habitantes, por la defensa de los usos tradicionales y la preservación de los recursos naturales en dicha región.

Páginas