Informe: Derechos Territoriales de los Pueblos Indígenas de la Sierra Tarahumara

Los Pueblos Originarios de la Sierra Tarahumara, en Chihuahua México, comparten una compleja realidad que es resultado del profundo anclaje en la vivencia de su cultura, espiritualidad y organización tradicional en relación con sus territorios. Este aspecto se contrasta con los problemas que les implica la falta de reconocimiento de sus derechos territoriales por parte del Estado, la indebida adjudicación de títulos de propiedad a par culares y los permisos de explotación forestal y turística a inversionistas privados y empresas de capital extranjero, además de la alta marginación social y exclusión de políticas sociales, así como de los impactos de violencia que aqueja al país derivada de la corrupción, la delincuencia organizada, la presencia del narcotráfico en la región y el despojo de sus territorios y bienes naturales.

Esta realidad es contradictoria con el avance alcanzado hasta hoy en el reconocimiento de los derechos colectivos de los Pueblos Indígenas presente en el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (Convenio 169), en los artículos 1o y 2o de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (la Constitución), en la Declaración de Naciones Unidas sobre Derechos de los Pueblos Indígenas (la Declaración de la ONU) y la Declaración Americana sobre Derechos de los Pueblos Indígenas (Declaración Americana), recién aprobada por la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos. Ello en razón de la falta de armonización legisla va con las obligaciones asumidas por el Estado mexicano en los tratados internacionales antes citados.