Trasnacionales

La ciudadanía en nuestro país vive tiempos de campaña, aun sin ser militantes de partido político alguno. La campaña a que refiero no es la de los mensajes o promesas que se expresan en discursos de escasos contrastes, o por conducto de redes sociales y medios masivos de comunicación, o la que simula atender la suspensión de propaganda gubernamental en torno a programas sociales. En suma, no es la que regula el Instituto Nacional Electoral. Esta campaña no se ostenta como tal y, claro, tiene reglas, las del capital trasnacional, y las aplica ciegamente mediante el Estado dominado y ocupado en que se ha convertido al proyecto emanado de una revolución, la de 1917. Toda una historia de avances y retrocesos, de luchas sociales, que aún no logran desmantelar ese auténtico poder...
Suscribirse a Trasnacionales